Noticias Internacionales

Nueva Zelanda ha Registrado la Producción de Leche más alta de su Historia con una Menor Cantidad de Vacas

Publicado

en

(964 vistas)

Según un informe anual de Estadísticas Lecheras de Nueva Zelanda publicado por DairyNZ y Livestock Improvement Corporation (LIC), el volumen total de leche, el total de sólidos lácteos y la producción por vaca fueron los más altos registrados en la temporada 2020-2021.

De acuerdo con el director ejecutivo de DairyNZ, Tim Mackle, es maravillo ver una continuación de la tendencia de “más leche de menos vacas” porque muestra un enfoque continuo en ordeñar vacas, así como una agricultura y ganadería aún más sostenible, amigable en el medio ambiente enfocada en las menores afectaciones al cambio climático.

Mackle asegura que “los agricultores se centran en desarrollar vacas y sistemas agrícolas más productivos y eficientes, con una huella ambiental más ligera”. Además, el empresario añade que “quieren conservar nuestro sistema único de cultivo basado en pastos y seguir siendo líderes en el mundo”.

Hoy el país de Nueva Zelanda tiene 4.9 millones de vacas lecheras, frente a los 4.92 millones de la temporada anterior a la mencionada. Este país produjo 1.950 millones de kilogramos de sólidos totales.

Las condiciones climáticas favorables contribuyeron a un buen crecimiento de las pasturas, mientras que el aumento de los precios de la leche significó que muchos agricultores extendieran su temporada de ordeño en 2020/21.

El director ejecutivo interino de Livestock Improvement Corporation (LIC), David Hazlehurst, dice que la mayor aceptación de los servicios de mejora del hato ganadero en Nueva Zelanda demuestra la intención y el enfoque que tienen los ganaderos en producir los animales cada más sostenibles y eficientes, no solo para la explotación, sino también para el mercado.

Este importante empresario asegura en el portal TheCattleSite que “la temporada de apareamiento siembre ha sido un momento importante para que las vacas se conviertan en terneros, pero ahora, con un enfoque en la calidad de la vaca sobre la cantidad, más productores están invirtiendo en genética Premium para ayudar a garantizar que su próxima generación de reemplazos sea más eficiente que la anterior.

Hazlehurst afirma que los toros jóvenes, seleccionados genéticamente y el semen sexado, que generan reemplazos femeninos de las mejores vacas, son ejemplos de las herramientas de alto impacto que los productores están adoptando para aumentar la tasa de ganancia genética en sus explotaciones ganaderas.

Esto quiere decir que este país se está acercando al tan anhelado producir más con menor cantidad de recursos, en este caso de animales. Lo cual contribuye de forma directa con los objetivos que se tienen a nivel mundial de disminuir el impacto del cambio climático y evitar que se sigan produciendo alimentos que vayan acorde con la sostenibilidad.

Tendencias