Noticias Internacionales

Acciones Sanitarias de Prevención Mantienen a Moquegua Libre de Peste Porcina Clásica

Publicado

en

(97 vistas)

En contribución al desarrollo de la porcicultura del país, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) anunció que la erradicación de la peste porcina clásica en la región Moquegua registra un avance significativo, ya que por más de 10 años no se ha registrado casos positivos a esta enfermedad que ataca a los cerdos.

Año tras año, los especialistas han integrado acciones sanitarias como campañas de vacunación, vigilancia activa, capacitaciones y atención de notificaciones que han permitido brindar un seguimiento oportuno a los posibles casos en la región.

Durante este año se ha logrado vacunar a 27 336 cerdos, dando cobertura a 20 distritos pertenecientes a las provincias de Sánchez Cerro, Ilo y Mariscal Nieto; localidades en donde la crianza se caracteriza por desarrollarse al aire libre, en el campo, utilizando principalmente la mano de obra familiar.

Hasta el momento, son 1859 productores de la ganadería familiar beneficiados, quienes además de inmunizar a sus porcinos recibieron recomendaciones para lograr mejoras en la producción porcina, en aspectos fundamentales como la alimentación, instalaciones, manejo, sanidad, reproducción entre otros temas.

Vigilancia sanitaria

Esta actividad comprende acciones como el muestreo de órganos o tejidos que se colectan en campo, centros de beneficio y/o en lugares de crianza seleccionadas al azar.

Estas acciones se realizan para reforzar las condiciones sanitarias de los criadores de porcinos y descartar la presencia de enfermedades como Peste Porcina Africana, Peste Porcina Clásica, PRRS entre otros. El rol que cumple el productor con la notificación de ocurrencias es fundamental para la inmediata atención.

Entre las medidas preventivas para impedir el ingreso y propagación de la Peste Porcina Africana (PPA) al país, personal del SENASA viene visitando la crianza de traspatio para informar sobre el peligro de alimentar cerdos con desperdicios de origen animal crudos, provenientes de mataderos, restaurantes, así como de botaderos de basura, ya que podrían estar contaminados con el virus.

Tendencias