Noticias Internacionales

Eliminar la Ganadería no es la Solución para Disminuir la Emisión Gases

Publicado

en

(169 vistas)

La eliminación de las vacas lecheras de Estados Unidos solo reduciría ligeramente las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) al tiempo que disminuiría el suministro de nutrientes esenciales para los humanos, aseguran investigadores de Virginia Tech al portal TheCattleSite. 

La industria láctea en Estados Unidos es enorme y aporta a las necesidades dietéticas de la gran mayoría de la población humana. Esta misma también aporta aproximadamente el 1.58% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero del país.

Una solución comúnmente sugerida para reducir la producción de gases de efecto invernadero ha sido la de reducir o eliminar esta industria a favor de la producción de plantas.

Sin embargo, un equipo de investigadores de Virginia Tech se propuso descubrir el impacto real que estas vacas tienen en el medio ambiente.

Hallazgos

Los investigadores encontraron que la eliminación de las vacas lecheras de la industria agrícola de Estados Unidos solo reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en aproximadamente 0.7%, al tiempo que disminuiría notablemente el suministro disponible de nutrientes esenciales para el ser humano.

Robin White, profesor asociado en el Departamento de Ciencias Animales y Avícolas y miembro de la investigación, aseguró al medio que “hay impactos ambientales asociados con la producción de alimentos, punto. La industria láctea tiene un impacto ambiental, pero si lo mira en el contexto de toda la empresa estadounidense, es bastante mínimo”.

El investigador añadió que “asociado con ese impacto mínimo está una provisión muy sustancias de nutrientes de alta calidad, digeribles y bien balanceados para el consumo humano”.

White formó parte de un equipo que incluía a científicos del Centro de Investigación de Forrajes Lecheros de Estados Unidos, parte del Departamento de Agricultura de EEUU., y apoyó a Dairy Management Inc que examinó algunos escenarios diferentes para el ganado lechero en Estados Unidos que tomaron en cuenta las prácticas de manejo actuales, jubilación y despoblación de la industria agrícola de este país. El equipo de investigadores analizó el impacto ambiental y nutricional de tres escenarios diferentes.

Las emisiones de gases de efecto invernadero se mantuvieron sin cambios en el escenario de gestión del rebaño, en el que el ganado se convierte en una industria de exportación únicamente y el suministro de nutrientes disponible disminuye. En este escenario económicamente realista, la industria sigue siendo similar a como es ahora, pero Estados Unidos ya no se beneficia de los nutrientes consumibles humanos que proporcionan las vacas lecheras.

El escenario en el que se retiraron las vacas, donde estas vivieron el resto de sus vidas en pastizales o al aire libre, resultó en una reducción del 12% en las emisiones agrícolas y los 39 nutrientes considerados disminuidos.

El escenario de despoblación, donde se matan las vacas resultó en una reducción del 7% en las emisiones agrícolas. Treinta de los 39 nutrientes aumentaron para el escenario de despoblación, aunque varios nutrientes esenciales disminuyeron.

Un factor importante en todos los escenarios, como lo aseguró el portal mencionado, es el uso de la tierra que debe manejarse después de la extracción de las vacas. El impacto de la industria descendente debe tenerse en cuenta en los resultados del escenario. Por ejemplo, un pastizal que antes se usaba para el ganado ya no se usaría para ese recurso. Las áreas utilizadas para granos, fertilizantes cambiarían la funcionalidad.

“El uso de la tierra fue un enfoque en todos los escenarios de remoción de animales porque las suposiciones sobre cómo usar la tierra disponible si se elimina el ganado lechero influyen en gran medida en los resultados de las simulaciones”, expresó White.

El mismo investigador agregó que “si el ganado lechero ya no está presente en la agricultura de EEUU, debemos considerar los efectos agua abajo, como el manejo de pastos y tierras de cereales que antes se utilizaban para producir alimentos lácteos, la disposición de los subproductos y la obtención de fertilizantes”.

Durante mucho tiempo se ha pensado en las plantas como un método más renovable para obtener nutrientes esenciales para los humanos, pero eso requiere el cultivo de la tierra, que también produce emisiones.

Una razón importante por la que el impacto de las vacas lecheras en el medio ambiente es mínimo se debe a los avances en la industria durante los últimos 50 años o más, dijo White. Como ocurre con la mayoría de las industrias, la eficiencia mejora con el tiempo. Para producir los mismos mil millones de kilogramos de leche en 2007 que en 1944, se requirió solo el 21% de los animales, el 23% de los alimentos, el 35% del agua y solo el 10% de la tierra.

Finalmente, para White esta fue la extensión de una investigación anterior realizada en 2017 sobre la reducción de animales en la agricultura de Estados Unidos y los impactos asociados en la nutrición y los gases de efecto invernadero.

Tendencias