Noticias Internacionales

Suplementación de Calostro con Yema de Huevo crea una Respuesta Inmune por Parte de los Terneros

Publicado

en

(499 vistas)

De acuerdo a una investigación realizada por Ilse Patricia Sánchez Garay de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la mortalidad que se puede presentar en un hato en México puede ser del 47 %, lo que retrasa su crecimiento y genera costos extras debido a tratamientos y a una disminución de la ganadería por la enfermedad. 

Bases del estudio

Esta es la razón por la cual el objetivo de la investigación era producir y administrar, de manera oral, inmunoglobulinas de yema de huevo de gallinas hiperinmunizadas a terneras de raza Hostein recién nacidas y evaluar su efecto protector contra el síndrome diarreico neonatal.

En este estudio se establecieron dos grupos de gallinas. En el primero se hiperinmunizaron 29 aves de la estirpe Bovans con una vacuna polivalente contra cuatro aislados diferentes de Escherichia coli, clostridium perfringens tipo C, coronavirus y tres aislados diferentes de rotavirus bovino (incluyendo los serotipos G10, G6 y G8). El grupo dos estuvo conformado por 11 aves sin hiperinmunizar.

El huevo se recolectó diariamente para realizar análisis del contenido de las inmunoglobulinas Y por yema, una vez que se obtuvieron entre 140 y 160 mg/yema de huevo las yemas de mezclaron, empaquetaron y mantuvieron a una temperatura de 4ºC hasta su uso.

En la investigación se utilizaron 40 terneras lecheras recién nacidas de raza Holstein que se asignaron completamente al azar en cinco grupos, cada uno de estos fue sometido a uno de los tratamientos. Además, se administró la yema de huevo a los grupos de terneras correspondiente mediante calostro durante las 2 primeras horas de vida y posteriormente con leche.

Durante el proceso se tomaron muestras de sangre de cada una de las terneras a distintas horas de vida obteniendo muestras que se analizaron por el método de espectrofotometría.

Conclusiones

Clínicamente, la diferencia en el estado de salud observada entre la población experimental y la población control fue evidente puesto que además de la disminución en la incidencia y prevalencia de diarrea en la primera, las terneras que enfermaron no mostraron decaídas ni anorexia, tampoco presentaron fiebre y se recuperaron de manera rápida.

Además, los resultados obtenidos en la investigación mostraron que no hay relación entre el consumo de yema y la tasa de crecimiento de los animales, lo que sugiere que los nutrientes aportados por la yema no afectan la ganancia de peso de las terneras.

Finalmente, la suplementación del calostro con 150 y 160 g de yema hiperinmune promueve una respuesta inmune efectiva por parte de las terneras, evitando así las pérdidas económicas del sistema de producción por tratamientos y pérdida de potencial genético debido a la muerte de las terneras, lo cual aumenta la rentabilidad del productor.

Tendencias