Noticias Internacionales

El Sistema Digestivo de las Vacas Influye en la de Vitamina B12 que Consumen las Personas

Publicado

en

(269 vistas)

Un vaso de leche de vaca contiene aproximadamente el 46 % de la ingesta dietética diaria recomendada de vitamina B12 para adultos.

Para que esto sea así, lo que comen las vacas y cómo lo digieren es la clave, según investigadores de los Departamentos de Ciencia Animal y Ciencia de los Alimentos y Química Agrícola de la Universidad McGill de Quebec.

En un trabajo realizado por estos profesionales se propusieron identificar las fuentes que afectan las concentraciones de B12 en la leche y cómo optimizar y estabilizar sus niveles para mejorar los beneficios para la salud.

De acuerdo con Jennifer Ronholm, una de las investigadoras citada por el portal mundo agropeucario.com, muchas plantas que crecen en nuestro planeta no pueden ser utilizadas directamente por los humanos como alimento, pero las vacas tienen la capacidad de convertir estas plantas en proteínas y vitaminas que los humanos pueden consumir a través de la leche.

La vitamina B12 proviene de productos animales, producidos por microorganismos en el tracto digestivo de vacas, ovejas y cabras. La leche de vaca es una excelente fuente natural de B12, debido a la abundancia de bacterias en su tracto digestivo capaces de producir la vitamina.

Específicamente, las vacas tienen un sistema digestivo que es singularmente diferente al humano. En lugar de un solo compartimento para el estómago, tienen cuatro, de los cuales el rumen es el más grande y el principal centro digestivo lleno de miles de millones de microorganismos que pueden descomponer el pasto y otra vegetación que los animales con un solo estómago, incluidos los humanos, no pueden digerir.

El propósito de los investigadores era encontrar la composición exacta de la leche, incluidas las grasas, las proteínas y la vitamina B12. “Queríamos saber cómo variaban estos componentes según la alimentación de la vaca y qué bacterias están presentes en el rumen de la vaca, la parte principal de su intestino, donde tiene lugar la mayor parte de la digestión. Queríamos saber exactamente cómo la nutrición bovina y cómo los microorganismos o microbiomas presentes en el rumen afectan la producción de vitamina B12, y si podemos optimizarlos para aumentar el valor nutricional de la leche”, señalaron.

Para ello se realizaron varios estudios para comprender mejor los factores que influyen en la variabilidad de la vitamina B12 en la leche y así poder ofrecer un producto con una concentración alta y constante de esta vitamina, con el objetivo de aumentar los beneficios para la salud del consumo de leche.

Lo nuevo de la investigación fue el enfoque en el impacto de las condiciones en el rumen, que está estrechamente relacionado con la alimentación de las vacas, en el impacto de la concentración de vitamina B12 en la leche. También se quería explorar si los factores ambientales, como el tipo de ropa de cama, afectan los microorganismos intestinales y la vitamina B12.

Se descubrió que ciertos microorganismos en el rumen están relacionados con la abundancia de vitamina B12. Las dietas ricas en fibra de detergente ácido, como la hierba, tendían a fomentar el aumento de las concentraciones de vitamina B12 en la leche.

La alternancia, las dietas con mayor concentración de almidón y energía, a base de piensos tendían a producir concentraciones más bajas de vitamina B12. Cuando el pH en el rumen es más bajo, tiende a haber una mayor producción de dicha vitamina. Sin embargo, no se sabe si la concentración de vitamina B12 está provocando cambios en el microbioma o si este está provocando cambios en la concentración de vitamina B12.

Lo que sigue es estudiar factores adicionales que afectan la concentración de vitamina B12 en la leche, especialmente en granjas orgánicas. Por ejemplo, ¿la leche de granjas orgánicas contiene una mayor concentración de vitamina B12? También se utilizarán técnicas genéticas nuevas y tradicionales para definir las relaciones exactas de ciertas bacterias con las concentraciones de vitamina B12.

Tendencias