Noticias Internacionales

Sector lácteo de Centroamérica Lanza Guía para Enfrentar Imitaciones y Sustitutos

Publicado

en

(191 vistas)

Se trata de la Guía para la interpretación del Reglamento Técnico Centroamericano (RTCA) Uso de Términos Lecheros, elaborada por los países del área con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC) y la Federación Centroamericana del Sector Lácteo (FECALAC).

Según el Ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala (MAGA) y actual presidente pro témpore del CAC, José Ángel López, en el sector lácteo centroamericano se cuenta con 250 mil productores, aproximadamente y un hato de más de 4,5 millones de animales que producen por encima de 1,2 millones de toneladas al año lo que representa cerca de 400 millones de dólares en divisas.

Señaló que “el sector lácteo tiene una importancia invaluable en su contribución para garantizar la seguridad alimentaria y fomentar el intercambio comercial. Debido a ello se deben armonizar normativas y buenas prácticas de producción, procesamiento y comercialización, así como velar por las medidas sanitarias de inocuidad para preservar la salud de los consumidores”.

Sostuvo que es necesario que como región se trabaje en el fortalecimiento de la detección y control de enfermedades como la tuberculosis y la brucelosis bovina.

Se han tenido avances en los procesos de trazabilidad para identificar y dar seguimiento a los hatos, además se trabaja con el sector privado para la inspección de las salas de ordeño, centros de acopio y sistemas de transporte de lácteos, así como la toma de muestras para la detección de contaminantes y residuos químicos.

El sector cuenta con productores establecidos y competitivos y en crecimiento constante pero con un universo grande de pequeños productores los cuales enfrentan problemas que deben ser abordados de manera prioritaria.

Dos de los grandes desafíos para la región son mejorar la calidad e inocuidad de la leche y el incremento de la productividad.

Entre las acciones que se han impulsado para enfrentar estos retos está la normativa regional que permite armonizar la producción y comercialización de los productos lácteos. La principal norma aprobada es el reglamento técnico Centroamericano (RTCA) uso de términos lecheros, el cual establece la adecuada utilización de los mismos en relación con los alimentos comercializados en Centroamérica.

Para ello se publicó esta guía que busca agregar transparencia a una cadena compleja ofreciendo una interpretación correcta de los términos y así disponer de reglas de juego claras.

Por su parte, Álvaro Coto, presidente de FECALAC, señaló que con la guía busca unificar criterios a nivel centroamericano con lo cual se va a mejorar la competitividad, la solución de conflictos porque responde a un consenso, ahora le corresponde a cada país luchar para que se implemente.

Entre tanto, el Director General del IICA, Manuel Otero, hizo hincapié en que la guía representa un “paso fundamental para agregar transparencia a la cadena más importante que hay en nuestros sistemas agroalimentarios, pensando siempre en que los productores lecheros necesitan reglas de juego claras, pues está en juego un derecho sagrado como es la alimentación”.

El documento busca facilitar mediante ilustraciones y ejemplos concretos la comprensión y la aplicación en los países de la región de las disposiciones que establece el RTCA, así como proteger al consumidor frente al comercio de mezclas e imitaciones de productos lácteos en cuya descripción o presentación se realice un uso indebido de los términos lecheros.

La reglamentación técnica consiste en el establecimiento claro de las reglas del juego para vender productos en un mercado, válidas tanto para los productos elaborados en el país como para los importados. Dentro de los procesos de apertura comercial las barreras técnicas no arancelarias representan el factor que determina las posibilidades de acceso a los mercados de los productos que se desea comercializar.

Lo primero y fundamental que contiene la guía y el reglamento es la definición de leche y “se refiere a la leche obtenida de un animal lechero utilizada para consumo directo o empleada como materia prima en la elaboración (o proceso) de productos lácteos tales como: quesos, helados, yogur, o bien, para elaborar otros productos lácteos o mezclas de productos lácteos definidos en el RTCA”.

Así mismo, se define el producto lácteo como el “obtenido mediante cualquier elaboración de la leche que puede contener aditivos alimentarios y otros ingredientes funcionalmente necesarios para su elaboración”.

Algunos ejemplos de sustitución de los componentes de la leche o de un producto lácteo son la adición de aceite o grasa vegetal y la adición de proteínas de origen no lácteo (soya). “En ambos casos estos ingredientes están sustituyendo de manera parcial o total componentes de la leche, por lo que este producto no es un producto lácteo”, sentencia la norma centroamericana

Tendencias