Noticias Internacionales

Controversia en Argentina por la Regulación a las Exportaciones de Carne

Publicado

en

(387 vistas)

La Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (Ciccra) se pronunció sobre la decisión del gobierno argentino de imponer un registro para las exportaciones de los productos cárnicos y sus subproductos que estarán sujetos a la revisión previa. 

Para la entidad, estas medidas “atacan directamente a la producción ganadera, en una nueva embestida de este Poder Ejecutivo contra el sector agropecuario”, dijeron en un comunicado retomado por el portal argentino Agrofy News.

La polémica se debe a que este registro de exportaciones había generado un conflicto en 2008 entre el sector agropecuario y el gobierno de Cristina Fernández, actual vicepresidenta.

En ese momento, el ROE (Registro de Operaciones de Exportaciones) fue fuertemente criticado por los exportadores, y aunque el Gobierno niega que haya un regreso a este instrumento, “en el sector hay fuertes temores” como señala La Nación.

Este periódico entrevistó a Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), quien aseguró que la medida “es muy parecida al ROE de Moreno (que aplicó Guillermo Moreno –exsecretario de Comercio– con Cristina Kirchner)”.

Según el dirigente, “este tipo de mecanismo lleva a la corrupción”, aunque el gobierno ha dicho que con la medida busca dos objetivos puntuales.

El primero era “evitar posibles desequilibrios en el mercado interno de la carne en condiciones de abastecimiento, precio y calidad”, y el segundo, “transparentar las operaciones de venta de carne al exterior, evitar subfacturaciones y triangulaciones con países vecinos”.

El Ejecutivo ya había anticipado que adoptaría disposiciones en este sentido ante la elevada inflación que registra Argentina, principalmente por el costo de los alimentos y de la carne, reduciendo las compras de la proteína en uno de los países que más la consume.

Según la Ciccra, el antiguo ROE llevó a la baja de 12,3 millones de cabezas de bovinos y, luego de un corto período, al aumento del precio de la carne en el mercado doméstico. Otras voces señalan que la medida se usó con mala intención y provocó la mencionada crisis.

La entidad advirtió que, de continuar, habrá una caída de las exportaciones, con pérdidas de 500 millones de dólares solo en el presente año.

Por su parte, las cuatro mayores organizaciones de productores agrícolas y ganaderos del país se declararon en estado “de alerta” ante la medida, la que también cuestionaron como una «arbitrariedad manifiesta”.

Según los datos más recientes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Argentina es el quinto productor y el cuarto exportador mundial de carne vacuna.

Tendencias