Noticias Internacionales

¿Por qué China prefiere comprar la carne de Res Sudamericana ?

Publicado

en

(252 vistas)

A lo largo de los últimos años, la carne de res procedente de Australia y Nueva Zelanda era más común en los platos de los consumidores chinos, pero recientemente ha empezado a predominar la proteína importada de Argentina y Brasil, a pesar de que no la consideran tan “premium” como la de los países oceánicos.

De acuerdo con el periódico South China Morning Post, la creciente demanda de productos cárnicos más baratos en China y la caída en la oferta de ejemplares en Australia han abierto las puertas para que otras naciones aumenten sus ventas al gigante asiático.

La carne de los países oceánicos era común en cocinas, supermercados y plataformas de comercio electrónico, pero en los últimos meses, los consumidores han tenido dificultad para encontrar este producto.

En cambio, ahora encuentran cada vez con mayor frecuencia carne procedente de Argentina y Brasil, la que consideran que no está en la misma liga “premium” que las de Australia o Nueva Zelanda, como indicó un comerciante que vende productos cárnicos en línea.

“Simplemente no es tan tierno como el bistec australiano. Se puede encontrar la textura un poco seca y dura. Pero la calidad es buena y el precio es competitivo», dijo un representante de la empresa Aoniubao que vende en la plataforma de comercio electrónico JD.com.

La carne brasileña y argentina se vende como carne seca o en rodajas, agregó Gerrard Liu, cofundador de la firma de investigación y consultoría Meat International Group.

Pero Aoniubao, que se especializa en entregar carne de res en cualquier lugar de Beijing dentro de las dos horas posteriores a la realización de un pedido, recientemente comenzó a ofrecer bistecs brasileños porque ha surgido una creciente demanda de carne de res más barata.

Los precios al por menor de la carne australiana en China suelen ser un 50 % más caros que los de la carne vacuna sudamericana. En Aoniubao, 500 g de bistec brasileño se venden a 75 yuanes (11,50 dólares) frente a 112 yuanes por la misma cantidad de carne de res de Nueva Zelanda y alrededor de 140 yuanes por el bife de costilla wagyu australiano.

Las interrupciones comerciales entre China y Australia, una producción más baja de carne en este último debido a la escasez de ganado y la disminución del comercio en otros mercados como resultado de la pandemia crearon las condiciones ideales para que la carne vacuna de Sudamérica se establezca mejor en el mercado chino.

El portal cuenta que hace dos meses, la empresa fundada por ganaderos argentinos Carne Hereford S. A. inició una empresa conjunta con la plataforma de cadena de suministro de carne de res BeefLedger y el importador Australasia (Guangzhou) Food, con sede en Shenzhen, con el objetivo de exportar productos cárnicos de primera calidad bajo la marca Aliarg.

“Debido a [cierres e interrupciones comerciales] provocados por la pandemia en Europa, los principales proveedores de Argentina y Uruguay se vieron obligados a buscar nuevos mercados y han reorientado su producción de carne vacuna premium 2020 al mercado chino a un precio menor”, declaró Juan Litovichi, socio gerente de BeefLedger South America.

Los resultados se muestran

El crecimiento de las exportaciones a China por parte de los países suramericanos ha sido continuo. Desde febrero de 2020 hasta enero de 2021, el volumen de exportaciones de carne de res congelada y refrigerada de Australia cayó un 25 % en comparación con el período anterior.

En cambio, las exportaciones de Brasil y Argentina aumentaron un 109 y un 29 %, respectivamente, según datos de Meat & Livestock Australia (MLA). (Lea: Fuerte caída en el hato ganadero en Australiapodría ser una oportunidad más para la carne colombiana)

En enero, el único país que no elevó sus ventas de carne a China fue Australia, en tanto que las de los países sudamericanos y Nueva Zelanda aumentaron. También se incrementaron las de Estados Unidos, a pesar de que no es uno de los mayores exportadores, un exorbitante 800 %.

Aunque no es tan productivo como Australia, el subcontinente sudamericano se está convirtiendo lentamente en el principal proveedor de carne de res a China, según la consultora económica de la industria alimentaria con sede en EE. UU. Steiner Consulting Group.

Este año, China representará el 75 % de las exportaciones de carne vacuna de Argentina, el 55 % de las de Uruguay y el 60 % de las de Brasil. Por su parte, la Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics and Sciences (Abares) anticipa que, hasta 2023, EE. UU. y Brasil seguirán elevando sus exportaciones a China.

En cuanto al gusto por una carne u otra, Lhais Sparvoli, gerente de relaciones internacionales de la Asociación Brasileña de Exportadores de Carne de Res, indicó que la carne de res de este país es más adecuada para los hogares y tiene usos más prácticos que la carne australiana.

“La carne de res de Brasil es más magra y adecuada para cocinar todos los días en casa. Estos dos mercados no suelen competir. Teniendo en cuenta los hábitos de consumo de China, la carne de res brasileña ocupa un espacio más grande que la australiana y estadounidense”, manifestó.

Para Sparvoli, la carne de res sudamericana debería poder valerse por sí misma en China sin competir con la carne australiana. “La carne australiana suele tener más marmoleo; se parece más a la carne de res estadounidense y es [principalmente] adecuado para restaurantes y cocina gourmet”.

Tendencias