Noticias Internacionales

En Chile Analizan Perspectivas de Sector Lechero en Medio de Crisis Alimentaria

Publicado

en

(100 vistas)

Dirigentes de las asociaciones de productores lecheros Aproleche Centro, Ñuble, Biobío, Araucanía, Osorno y Agrollanquihue se reunieron con el directorio de la Federación Nacional, que preside Eduardo Schwerter.

“El 2020 ha sido un año positivo para el sector, pero nos preocupa el alza de las materias primas y los insumos para la producción de leche”, afirmó el presidente de la Federación de Productores Lecheros (Fedeleche), Eduardo Schwerter, en entrevista con diario La Tribuna respecto del actual escenario y las proyecciones de crecimiento para ese sector.

En 2020, y en medio de la pandemia por Covid-19, el rubro lechero enfrentó un nuevo escenario que obligó a replantear las condiciones de desempeño y de realización de las actividades productivas, con la finalidad de asegurar la cadena de abastecimiento, sumando a ello el impacto que provocará la reciente aprobación por parte del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) del acuerdo extrajudicial entre la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y Nestlé, en el contexto del convenio para cautelar la libre competencia en el mercado de la adquisición de leche cruda.

Al momento, y según las cifras actualizadas a diciembre de 2020, la producción de leche en la región del Biobío alcanzó un total de 141,8 millones de litros. Por otra parte, la recepción industrial de leche sumó 65,4 millones de litros, con la salvedad de que esta leche no necesariamente tiene su origen en la misma región.

De acuerdo a la información de Odepa, el precio real promedio pagado a los productores en las regiones de Biobío y Ñuble, entre enero y diciembre de 2020, subió a $302,5 por litro.

BIOBÍO Y PROYECCIONES DE CRECIMIENTO

El presidente de Fedeleche, Eduardo Schwerter, afirmó que “en esta región y en todo el país, los productores asumimos el compromiso de mantener el abastecimiento de leche y productos lácteos, implementando de modo oportuno los protocolos y las capacitaciones elaboradas en conjunto con las autoridades para evitar los contagios en los predios. Reforzamos las medidas sanitarias a fin de resguardar la salud de quienes nos vinculamos a la actividad”.

¿Cuál es el balance de la temporada anterior?

El 2020 ha sido un buen año para el sector lechero, sin embargo, nos preocupa cómo a partir de los últimos meses los precios de las principales materias primas para la alimentación animal han experimentado un incremento importante. Esta situación afecta a la producción de leche por cuanto son materias primas que se utilizan para la elaboración de alimentos concentrados, por eso en la medida en que suben, vendrán alzas relevantes para alimentar el ganado. Y también los incrementos se han notado en otros insumos requeridos en los campos, como fertilizantes y materiales de construcción. Esto amerita revisar los actuales valores al productor de manera de no afectar el dinamismo que muestra la actividad.

¿Cuál es la situación actual del rubro lechero en Biobío?

En general, gracias a las mejores condiciones que se observaron durante el año pasado, se retomaron inversiones postergadas por muchos años, y de esta forma se logró aumentar la producción de leche. En la región, el avance se ha reflejado principalmente en los productores más grandes, mientras que medianos y pequeños han mantenido estables sus volúmenes de producción, según nos comentan nuestros asociados locales.

Respecto de la resolución del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, ¿qué significa para los productores el acuerdo de conciliación con Nestlé?

El acuerdo de conciliación entre la Federación y Nestlé Chile establece condiciones de compra de leche cruda objetivas, transparentes y no discriminatorias en los términos ordenados por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en su sentencia N°7/2004 y resolución N°57/2019. Además, permite que las pautas de pago sean fácilmente comprensibles por todos los productores.

Entre otros aspectos, considera también eliminar la exigencia a los productores de contar con un volumen mínimo para suscribir contratos y se estableció como plazo razonable para poner término anticipado a los contratos de 30 días para los productores, sin tener que pagar fuertes multas, y de 90 días, para el caso de la empresa, incorporando la opción a los productores de pactar una modalidad de contrato forward con un precio fijo por 12 meses.

También se constituirá una mesa láctea con representantes gremiales y de Nestlé para tratar de prever oportunamente conflictos de manera imparcial, objetiva y de buena fe. Lo anterior refleja la voluntad de las partes de conversar, negociar y avanzar para conseguir los acuerdos necesarios para un buen desarrollo del sector lácteo en el corto, mediano y largo plazo, y supone un antes y un después en las relaciones entre los productores y la empresa.

¿Cuáles son las perspectivas de desarrollo para este año en medio de la crisis sanitaria?

Las perspectivas positivas debiesen mantenerse. La lechería es un sector estratégico para el país, y en medio de la mayor crisis sanitaria de los últimos 100 años, ha confirmado su carácter esencial al producir un alimento indispensable en la mesa de todos.

En esta región, y como en todo el país, los productores asumimos el compromiso de mantener el abastecimiento de leche y productos lácteos, implementando de modo oportuno los protocolos y las capacitaciones elaboradas en conjunto con las autoridades para evitar los contagios en los predios. Reforzamos las medidas sanitarias a fin de resguardar la salud de quienes nos vinculamos a la actividad. Si bien lo anterior ha significado una baja incidencia de casos y que la cadena de producción, elaboración y distribución de productos lácteos no se viera interrumpida, es indispensable mantener a raya el Covid-19 de nuestros campos, manteniendo la aplicación de los protocolos, ya que es indispensable para superar la pandemia.

¿Qué impacto ha tenido la pandemia en el rubro lechero?

La pandemia conlleva un desafío permanente en términos sanitarios y logísticos para el sector, pero también resultó en un impulso de la demanda de leche y productos lácteos. El consumidor busca una alimentación saludable. Estos productos, por sus aportes nutricionales y beneficiosos a la salud, fortalecen, por ejemplo, el sistema inmunológico, los cuales son atributos importantísimos en tiempos de pandemia.

Por otra parte, el sector ha logrado conservar las fuentes laborales aportando bienestar social y económico, especialmente en las regiones y localidades rurales donde es un importante motor de desarrollo.

¿Cómo se proyectan en cuanto a la producción?

En base a los resultados del séptimo Observatorio Lácteo Nacional, que cuenta con las perspectivas de los principales actores del sector sobre la recepción de leche en la industria láctea mayor y menor, se estima posible que durante el año 2021 registre un nuevo aumento, mientras el consumo aparente de leche registraría una probable fluctuación al alza. Respecto a lo que podría esperarse en cuanto al precio a productor, se ve factible que ocurra una nueva variación anual positiva. En general, las perspectivas se fortalecen de cara a este año nuevo.

Tendencias