Noticias Internacionales

Uso de Antihelmínticos para Evitar la Resistencia de Parásitos

Publicado

en

(814 vistas)

El empleo de estos medicamentos en el manejo de animales de producción permite controlar las infecciones producidas por los diferentes tipos de parásitos. Sin embargo, al igual que los antibióticos, su utilización indiscriminada puede resultar perjudicial en el largo plazo.

Los grupos antihelmínticos más utilizados en bovinos corresponden a los benzimidazoles, levamisol e ivermectina, en los que ya se ha reportado resistencia de poblaciones parasitarias como Haemochus contortus y Ostertagia ostertagi.

Así lo anotaron los expertos Vásquez, Prada y Márquez, autores del artículo “Resistencia antihelmíntica en los Nemátodos Gastrointestinales del bovino”, para la Revista de Medicina Veterinaria de la Universidad de La Salle.

Por esta razón, los expertos detallaron diversas estrategias para emplear mejor estas sustancias y, de este modo, retardar el desarrollo de la resistencia.

Entre estas se encuentra el uso de animales resistentes a los nematodos, así como también mejorar la nutrición. Otra alternativa es el silvopastoreo, un sistema que puede mitigar el impacto de endoparásitos brindando un mejor confort y alimentación.

Otras pueden ser el pastoreo rotacional y alterno, con el cual se obtienen pasturas seguras utilizando diferentes especies de rumiantes, así como también el control biológico con base en los escarabajos estercoleros y hongos que reducen larvas de parásitos.

Por su parte, el MV José Luis Delgado Sánchez (Perú) señaló que los antihelmínticos deben ser tóxicos para los parásitos, pero inocuos para los hospederos.

Con base en el trabajo de los médicos veterinarios colombianos, añadió que la elección asertiva de un antiparasitario depende de factores como la especie, raza, edad, peso, estado fisiopatológico, tipo de producción, carga parasitaria y el tipo de parásito.

De igual manera, depende de la eficiencia del medicamento, la vía de administración el costo y la ausencia de residuos en los productos de origen animal.

En el sistema productivo lechero, se consideran principalmente dos factores para la elección de un antihelmíntico: el adecuado diagnóstico y la epidemiología de la zona. Para el diagnóstico, se emplea el análisis coproparasitológico, para conocer tipo de parásito y grado de infestación.

Por su parte, la epidemiología del lugar brinda información sobre los principales parásitos que afectan en una región específica. Una vez determinado el tipo, se debe conocer su ciclo de vida y localización en el hospedero para seleccionar el medicamento más eficiente.

Posteriormente, hay que elaborar un adecuado calendario anual de desparasitación, dentro de una estrategia sistemática que debe involucrar los siguientes aspectos mencionados por Delgado:

  • Eliminación de la presentación clínica de la enfermedad parasitaria en los animales.
  • Minimizar las pérdidas subclínicas de las categorías de animales en crecimiento y desarrollo.
  • Tendencia a la planificación del programa de control en el marco integral del sistema productivo.
  • Uso racional de los antihelmínticos para garantizar su eficacia en el tiempo.
  • Fácil eliminación para evitar problemas residuales en la leche.

Principales medicamentos utilizados

Según el médico veterinario peruano, para el tratamiento de las infecciones parasitarias causadas por nematodos en ganadería lechera se considera el uso de:

  • Fenbendazol (7.5 mg/kg)
  • Albendazol (10 mg/kg)
  • Febantel (5 mg/kg)
  • Ivermectina (200 mcg/kg)

Tendencias