Noticias Internacionales

Desarrollan una herramienta para calcular la captura de carbono de las especies forrajeras

Publicado

en

(155 vistas)

El área de Lechería de Aacrea creó un modelo de simulación para saber cuánto carbono secuestra cada sistema productivo ganadero.

La materia orgánica del suelo constituye el mayor reservorio de carbono en los ecosistemas terrestres, duplicando el de la biota (vegetación y animales) y el contenido en la atmósfera. Conocer la dinámica del carbono orgánico tiene implicancias, no sólo para la fertilidad del suelo, sino también como estrategia para impulsar el secuestro de carbono». Así lo indica un documento elaborado por el Área de Lechería de CREA, que desarrolló un sistema para medir la captura de carbono en los sistemas forrajeros utilizados habitualmente en los tambos. De esta manera se podrá llegar a una mejor comprensión del impacto de la ganadería en el ambiente, que no tome en cuenta solo las emisiones.

«En los agroecosistemas, el ingreso de carbono al suelo depende de la proporción de la productividad vegetal que permanece en él una vez que el cultivo ha sido cosechado. Esta información es fundamental para realizar el balance de carbono en el suelo», detallan desde CREA, y agregan que hasta el momento, no se contaba con una herramienta que permitiera calcular el aporte de carbono de los cultivos forrajeros perennes y anuales. «Es por esta razón que, a partir de metodologías reconocidas internacionalmente y de bibliografía local se desarrolló una aplicación que permite calcular el ingreso anual de carbono de distintos cultivos forrajeros ante diferentes condiciones de manejo, y el aporte total de la rotación», explican.

La herramienta desarrollada calcula las entradas de carbono a partir de datos de rendimiento o productividad primaria neta aérea y de parámetros específicos de índice de cosecha, partición a raíces y exudados. El usuario debe ingresar datos referentes al tipo de producción (leche o carne), el sistema (estabulado o a pasto), la superficie utilizada, la carga animal, la suplementación y las especies forrajeras utilizadas, entre otros.

 «La información generada por esta herramienta permite diseñar rotaciones en función del aporte de carbono que cada recurso efectúa al suelo, e identificar las fuentes de ese aporte. Estos datos son necesarios para efectuar los balances de carbono», remarcan desde CREA.

Tendencias