Noticias Internacionales

Leche de Camello contra la Covid – 19

Publicado

en

(556 vistas)

 

El Hospital Universitario Hassan II en Fez ha aprobado un proyecto de estudio clínico sobre el efecto del consumo de leche de camello en pacientes de la Covid-19. 

El comité de ética del Hospital Universitario Hassan II en Fez ha aprobado el proyecto de estudio clínico sobre el efecto del consumo de leche de camello en los pacientes.

Mientras el mundo entero está esperando la llegada de la vacuna contra el virus SARS-Cov-2 asociado a la pandemia Covid-19, también es urgente buscar tratamientos farmacológicos y / o nutricionales capaces de proporcionar un efecto terapéutico eficaz contra la enfermedad.

Para ello, y al igual que los estudios sobre una posible vacuna contra el coronavirus, es necesario conocer la estructura del virus y las diferentes etapas involucradas en la infección de la célula huésped en humanos.

Sin entrar en los detalles de todos estos pasos moleculares, la clave para la infección viral es el primer contacto del virus con la célula humana.

Este contacto utiliza una proteína de superficie de la capa externa del virus llamada “proteína S” (1). La proteína S reconoce y se lia a su receptor; una proteína en la superficie de la célula huésped humana, llamada ACE2.

En esta etapa, cabe señalar que ciertas enzimas (maquinaria celular) de la membrana de la célula huésped cooperan con el virus para hacerlo ingresar en la célula humana, mediante una reacción bioquímica cortando la proteína S en una secuencia especifica, y de esta manera, otros procesos moleculares permiten al virus poder continuar su camino de infección de la célula huésped.

También debe señalarse en esta etapa, que a diferencia de los antiguos virus corona, el SARS-Cov-2 responsable de la Covid-19 se caracteriza por una inefectividad más diseminada a otros órganos, además de los pulmones, probablemente debido a una secuencia única de su proteína S que lo hace “reconocible” por enzimas proteasas llamadas “furin-like enzymes” distribuidas por todo el organismo huésped y no son limitadas únicamente a las vías respiratorias (2,3).

El papel importante de la proteína S del virus en el reconocimiento de su receptor ACE2 y su entrada en la célula humana, la pone como principal diana e objetivo para desarrollar una vacuna contra el coronavirus, capaz de generar en el cuerpo humano anticuerpos anti-coronavirus contra la proteína S, pero también generar células inmunitarias de tipo linfocitos, capaces de reconocer y reducir el virus mediante mecanismos muy complejos, que no se desarrollarán en este artículo.

Con una estrategia terapéutica similar al papel de los anticuerpos anti-proteína S, la proteína S podría ser el objetivo farmacológico de ciertas moléculas naturales, capaces de unirse a ella y “bloquear” el virus, gracias a sus propiedades bioquímicas

Siendo una glicoproteína, la proteína S interactúa con la célula humana huésped gracias en parte, a su contenido de carbohidratos, que son unos complejos de azucares como “adornos” de la superficie de la proteína.

Entre los productos naturales y alimentos conocidos por su valor terapéutico, se encuentra la leche de mamíferos. La leche es muy rica en principios activos (anticuerpos, oligosacáridos, lisozima, lactoferrina, vitamina C, péptios…) y células bacterianas probióticas.

“Gracias a su composición, la leche de mamíferos está dotada de numerosas propiedades inmunológicas y de defensa contra varios microbios”

Entre los ingredientes activos de la leche, dos categorías de moléculas activas llaman la atención por sus conocidas propiedades antivirales; son los oligosacáridos y la lactoferrina.

Los oligosacáridos de la alimentación son usados por la flora bacteriana intestinal como prebióticos. Sin embargo, se cree que las propiedades antibacterianas y antivirales [4-8] de los oligosacáridos están asociadas con sus propiedades de unirse a las glicoproteínas de superficie de bacterias y virus.

Los estudios comparativos de la composición de oligosacáridos de la leche entre humanos y varios animales domésticos, han demostrado que las estructuras de los oligosacáridos son muy dependientes de cada especie [9].

Entre las leches de mamíferos estudiadas, la de camello ha demostrado su eficacia terapéutica en numerosos estudios experimentales y clínicos, sobre diversas patologías como infecciones bacterianas y virales y otras patologías no transmisibles como diabetes, cáncer y hipertensión arterial.

La leche de camello está dotada de potenciales anticancerígenos [10-12], propiedades antivirales y antibacterianas [13,14], efectos antidiabéticos [15,16], antiinflamatorios [17], capacidad moduladora intestinal [18] y propiedad antiinflamatoria intestinal [19].

Los estudios clínicos sobre leche de camello llevados a cabo previamente en voluntarios humanos han utilizado una ingesta diaria de leche de camello que oscila entre 0,25 L y 2 L por día durante diferentes períodos de tiempo, dependiendo de la patología estudiada.

La composición de la leche materna es bastante similar a la de otros animales domésticos como la leche de camello [20-22].

“La leche de camello es un alimento lácteo principal en muchos países de África y Asia”

Sus beneficios para la salud como producto lácteo tradicional están bien documentados [23-25].

La leche de camello es un rico cóctel de activos químicos y biológicos. Entre los componentes activos de la leche, la lactoferrina es una proteína con un potencial biológico y farmacológico muy amplio (26,27).

Se ha demostrado que la lactoferina de leche de camello es la más activa contra la infección celular por el virus de la hepatitis C (28) comparándola con lactoferrina de otras especies.

La lactoferina está dotada de varias actividades enzimáticas, entre las que destaca la actividad proteasa que podría influir en el efecto antivírico de esta proteína [30].

Por tanto, la lactoferrina se considera un ingrediente activo con mucho potencial terapéutico gracias a sus efectos antivirales y antibacteriano [31,32].

Los ingredientes activos de la leche de camello pueden tener varios mecanismos de acción que podrían afectar la infecciosidad de virus y bacterias en el hombre y mantener un buen estado inmunológico de los consumidores de leche de camello.

“Los beneficios nutricionales de la leche de camello sobre la salud y enfermedades están respaldados por muchos estudios científicos que sugieren fuertemente su uso como alimento funcional en el manejo de la fisiopatología asociada al SARS-Cov2 en la Covid-19”

La leche fermentada sería mucho mejor que la leche natural sin procesamiento, porque lleva niveles más altos de probióticos, necesarios para la protección y el buen equilibrio del microbiota intestino, cuyo papel en la inmunidad general y sus propiedades antiinfecciosas son muy importantes.

También la leche de vaca fermentada tendría propiedades similares a las de la leche de camello, aunque con distinto potencial terapéutico, debido a su composición distinta, eso sí, aportando también factores probióticos.

Para confirmar su propiedad dietética funcional, la leche de camello cruda o fermentada debe ser investigada en intervenciones clínicas en pacientes infectados con SARS-Cov2.

El efecto de la ingestión de leche entera de camello destinada a efectos antivirales y antibacterianos podría involucrar otras moléculas además de los oligosacáridos y la lactoferrina.

El papel de los alimentos en el dasarrollo y la calidad del microbiota intestino, y el impacto del Covid-19 en Europa Occidental ha sido documentado en dos artículos anteriores (32,33).

La baja incidencia de Covid-19 en Marruecos y Ceuta y Melilla se había relacionado en parte con el aspecto alimentario de la población del norte de África.

“La leche fermentada tradicional (llamada LBEN en Marruecos) es una de las principales fuentes de alimentos probióticos consumidos a menudo en el norte de África y también entre la población de Ceuta y Melilla”

Llama la atención que la leche fermentada tradicional no es un alimento comun en España ni en otros países de Europa occidental, aunque sí, otros productos lacteos existen en estos paisès, como la gran variedad de quesos.

En conclusión, recomiendo el uso de leche de camello cruda o preferiblemente fermentada para mejorar el microbiota intestinal, especialmente para personas vulnerables como las personas mayores, y en concreto en residencias de personas mayores.

También la recomiendo para personas mayores de 65 años, o con factores de riesgo (problemas cardiacos, respiratorios, insuficiencia renal, diabetes, hipertensión arterial, Alzheimer…).

En la ausencia de leche de camello, la leche de vaca fermentada a la manera tradicional podría ser muy útil también para la protección antiviral en general y contra el coronavirus en particular.

En estos tiempos de ausencia de tratamientos específicos contra Covid-19 y ausencia de vacunas contra el coronavirus, el uso de leche fermentada podría ayudar enormemente al sistema inmunológico a luchar contra las infecciones virales y bacterianas subyacentes.

Este protocolo nutricional se basa en evidencias científicas sobre la composición de la leche de mamíferos y sus propiedades antivirales en particular.

Un proyecto de estudio clínico sobre el efecto del consumo de leche de camello en pacientes de Covid-19 ha sido aprobado por el comité de ética del Hospital Universitario Hassan II en Fez (Marruecos) (34).

Notas biográficas citadas en el artículo

1- Alexandra C. Walls, Young-Jun Park, M. Alejandra Tortorici, Abigail Wall, Andrew T. McGuire, David Veesler. Structure, Function, and Antigenicity of the SARSCoV- 2 Spike Glycoprotein. Cell. 2020 Mar 6. pii: S0092-8674(20)30262-2. doi: 10.1016/j.cell.2020.02.058

2- Hoffmann M, Kleine-Weber H, Pöhlmann S. A Multibasic Cleavage Site in the Spike Protein of SARS-CoV-2 Is Essential for Infection of Human Lung Cells. Mol Cell. 2020;78(4):779-784.e5. doi:10.1016/j.molcel.2020.04.022

3- Coutard B, Valle C, de Lamballerie X, Canard B, Seidah NG, Decroly E. The spike glycoprotein of the new coronavirus 2019-nCoV contains a furin-like cleavage site absent in CoV of the same clade. Antiviral Res. 2020;176:104742. doi:10.1016/j.antiviral.2020.104742

4- D. S. Newburg. Glycobiology of Human Milk. Biochemistry (Moscow), 2013, Vol. 78, No. 7, pp. 771-785.

5- L. Renee Ruhaak and Carlito B. Lebrilla. Analysis and role of oligosaccharides in milk. BMB reports · August 2012.

6- Betsy Yang, Hau Chuang and Rong-Fu Chen. Protection from Viral Infections by Human Milk Oligosaccharides: Direct Blockade and Indirect Modulation of Intestinal Ecology and Immune Reactions. Open Glycoscience, 2012, 5, 19-25.

7- Etzold, S.; Bode, L. Glycan-dependent viral infection in infants and the role of human milk oligosaccharides. Curr. Opin. Virol. 2014, 7, 101–107.

8- Morrow, A.L.; Ruiz-Palacios, G.M.; Jiang, X.; Newburg, D.S. Human-milk glycans that inhibit pathogen binding protect breast-feeding infants against infectious diarrhea. J. Nutr. 2005, 135, 1304–1307.

9- Simone Albrecht, Jonathan A. Lane, Karina Marin, Khalid A. Al Busadah, Stephen D. Carrington, Rita M. Hickey and Pauline M. Rudd. A comparative study of free oligosaccharides in the milk of domestic animals. British Journal of Nutrition (2014), 111, 1313–1328.

10- Krishnankutty R, Iskandarani A, Therachiyil L, Uddin S, Azizi F, Kulinski M, Ahmad A Bhat, Mohammad RM. Anticancer Activity of Camel Milk via Induction of Autophagic Death in Human Colorectal and Breast Cancer Cells. Asian Pac J Cancer Prev 2018; 19 (12): 3501-09.

11- Badawy AA, El-Magd MA , and AlSadrah SA. Therapeutic Effect of Camel Milk and Its Exosomes on MCF7 Cells In Vitro and InVivo. Integr. Cancer Ther 2018; 17(4): 1235–46.

12- Abdallah LA, Sawafta AM, Ben Ali SA and Baradia HA. Cytotoxic potential of camel whey and milk on cervix cancer (HeLa) cell line. Asian J Med Biol Res 2019; 5 (3): 231-36; doi: 10.3329/ajmbr.v5i3.43593

13- El-fakharany EM, Abd El-baky N, Linjawi MH, Aljaddawi AA, Saleem TH, Nassar AY, Osman A and Redwan AM. Influence of camel milk on the hepatitis C virus burden of infected patients. Exp Ther Med 2017; 13: 1313-20.

14- El Agamy EI, Ruppanner R, Ismail A, Champagne CP, Assaf R: Antibacterial and antiviral activity of camel milk protective proteins. J Dairy Res 1992;59:169-175.

15- Agrawal RP, Jain S, Shah S, Chopra A, Agarwal V: Effect of camel milk on glycemic control and insulin requirement in patients with type 1 diabetes: 2-years randomized controlled trial. Eur J Clin Nutr 2011;65:1048-1052.

16- Mansour AA, Nassan MA, Saleh OM, Soliman MM. Protective effect of camel milk as anti-diabetic supplement: biochemical, molecular and immunohistochemical study. Afr J Tradit Complement Altern Med 2017; 14 (4): 108-19.

17- Arab HH, Salama SA, Abdelghany TM, Omar HA, Arafa EA, Alrobaian MM, Maghrabi IA. Camel Milk Attenuates Rheumatoid Arthritis Via Inhibition of Mitogen Activated Protein Kinase Pathway. Cell Physiol Biochem 2017;43:540-52.

18- Wang Z, Zhang W, Wang B, Zhang F, and ShaoY . Influence of Bactrian camel milk on the gut microbiota. J. Dairy Sci. 101:5758–69.

19- Al-Omari MM, Al-Ghariebeh RB,Alhaija AAA, Al-Zoubi H, Al-Qaoud KM. Camel milk whey inhibits inflammatory colorectal cancer development via down regulation of pro-inflammatory cytokines in induced AOM/DSS mouse model. EMIR J FOOD AGR 2019; 31(4): 256-62.

20- Kula J and Tegegne D. Chemical Composition and Medicinal Values of Camel Milk. IJRSB 2016; 4 (4) 13-25.

21- Albrecht S, Lane JA, Mariño K , Al Busadah KA, Carrington SD, Hickey RM and Rudd PM. A comparative study of free oligosaccharides in the milk of domestic animals. Brit J Nutr 2014; 111: 1313-28.

22- Al haj OA and Al Kanhal HA. Compositional, technological and nutritional aspects of dromedary camel milk. Int. Dairy J. 2010; 20: 811-21.

23- Abdel Gader AM and Alhaider AA. The unique medicinal properties of camel products: A review of the scientific evidence. JTUMS 2016; 11(2): 98-103.

24- Dubey US, Lal M, Mittal A, Kapur S. Therapeutic potential of camel milk. EJFA 2016; 28(3): 164-76.

25-Abrhaley A and Leta S . Medicinal value of camel milk and meat. J. Appl. Anim. Res 2018; 46: 552–58.

26- Weinberg ED. Antibiotic properties and applications of lactoferrin.Curr Phar Des 2007; 13(8): 801-11.

27- Vega-Bautista A, de la Garza M, Carrero JC, Campos-Rodríguez R, Godínez-Victoria M, Drago-Serrano ME. The Impact of Lactoferrin on the Growth of Intestinal Inhabitant Bacteria. Int J Mol Sci 2019 20(19) 4707 doi: 10.3390/ijms20194707.

28- EL-Fakharany EM, Sánchez L, Al-Mehdar HA and Redwan EM. Effectiveness of human, camel, bovine and sheep lactoferrin on the hepatitis C virus cellular infectivity: comparison study. Virol J 2013; 10:199 doi: 10.1186/1743-42

29- Hendrixson DR, Qiu J, Shewry SC, Fink DL, Petty S, Baker EN, Plaut AG, St Geme JW 3rd.. Human milk lactoferrin is a serine protease that cleaves Haemophilus surface proteins at arginine-rich sites. Mol Microbiol 2003; 47(3): 607-17.

30- Steijns JM, van Hooijdonk AC. Occurrence, structure, biochemical properties and technological characteristics of lactoferrin. Br J Nutr. 2000;84 Suppl 1:S11-S17. doi:10.1017/s0007114500002191

31- Giansanti F, Panella G, Leboffe L and Antonini G. Lactoferrin from Milk: Nutraceutical and Pharmacological Properties. Pharmaceuticals (Basel). 2016; 9(4). doi: 10.3390/ijms20194707

32- Errafa M. El norte de África como laboratorio de la letalidad de la Covid-19 en Europa. https://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20200706/482118997383/analisis-comparacion-letalidad-europa-occidental-covid-19-norte-africa-marruecos-ceuta-melilla.html

33- Errasfa M. ¿Por qué las cifras de la Covid-19 en Ceuta y Melilla son las más bajas de España? https://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20200627/481948406414/analisis-casos-covid-19-ceuta-melilla-espana-marruecos.html

34- Errasfa M. Covid-19 au Maroc: approbation d’une étude clinique pilote interventionnelle par le lait camelin comme aliment fonctionnel. https://www.researchgate.net/publication/341946267_Covid-19_AU_MAROC_APPROBATION_D%27UNE_ETUDE_CLINIQUE_PILOTE_INTERVENTIONNELLE_PAR_LE_LAIT_CAMELIN_COMME_ALIMENT_FONCTIONNEL.

Tendencias