Noticias

Los veterinarios epidemiólogos, fundamentales en la lucha contra el coronavirus

Publicado

en

(527 vistas)

 

El conocimiento práctico de los veterinarios epidemiólogos es útil para afrontar enfermedades globales como la COVID-19.

Por primera vez en mucho tiempo, se ha hecho frente a una epidemia que ha afectado a las personas. Una situación extraordinaria que ha determinado medidas extraordinarias de prevención y control en las personas, tales como la restricción o control de movimientos, la compartimentación de la población o los estrictos protocolos de bioseguridad.

Sin embargo, los veterinarios aplican desde hace tiempo estrategias muy similares para prevenir y controlar enfermedades infecciosas que afectan a los animales, como la gripe aviar o la peste porcina africana. Son altamente contagiosas y generan pérdidas sanitarias y económicas a gran escala, propias de un mundo globalizado donde los movimientos de personas y animales son rápidos y frecuentes.

En este sentido, desde el Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña (CCVC) han emitido un comunicado poniendo en valor la tarea primordial que llevan a cabo, en el actual contexto derivado de la COVID-19, los veterinarios epidemiólogos.

Los epidemiólogos son los profesionales que lidian con grandes conjuntos de poblaciones y estudian la distribución de las enfermedades, los problemas de salud y sus razones de aparición. «Lo ideal sería disponer de información de todos los individuos, como esto no es viable, se hacen muestreos y se tienen en cuenta parámetros de lo ocurrido en situaciones similares para cuantificar los datos y hacer una representación de la situación. A medida que se va conociendo el virus, se va perfilando la representación «, explica la veterinaria, epidemióloga e investigadora del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Alimentaria (IRTA), Ana Alba.

¿QUÉ HA DESARROLLADO LA EPIDEMIOLOGÍA VETERINARIA?

Los veterinarios epidemiólogos se dedican a la investigación en sanidad animal y los encontramos implicados en programas de vigilancia y control de enfermedades infecciosas. Han desarrollado sistemas complejos para recoger datos, muestrear grupos de animales numerosos y diversos de manera continua, analizar estos datos y generar información relevante que ayude a la toma de decisiones.

En cada uno de estos pasos participan diferentes perfiles: ganaderos y personal vinculado al sector, veterinarios clínicos, laboratorios de diagnóstico acreditados, investigadores del ámbito de la sanidad animal (patólogos, virólogos, inmunólogos y epidemiólogos), estadísticos, informáticos y gestores sanitarios, entre otros. han adquirido experiencia y visión estratégica que se puede aplicar a la salud humana.

El veterinario, catedrático de la UAB e investigador de IRTA CReSA, Joaquim Segalés, forma parte del Grupo de Evaluación de Riesgo en el marco de la pandemia que se ha puesto en marcha desde el Plan de Actuación del PROCICAT, del Departamento de Interior y del Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña. «Entiendo que me han propuesto como veterinario con conocimiento de enfermedades de poblaciones y con experiencia con SARS-CoV-2, lo que permite enfatizar el concepto de Una Salud dentro del grupo», razona Segalés.

LA PERSPECTIVA ONE HEALTH

Cada vez es más aceptado, no sólo por la comunidad científica, sino por organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, el concepto «Una Sola Salud» (One Health), que reconoce que la salud de las personas de los animales y del medio ambiente están interconectadas.

En este contexto, “el papel de los veterinarios es y será esencial para entender mejor qué factores determinan la emergencia y la prevención de las enfermedades que se transmiten entre animales y personas, es decir, las enfermedades zoonóticas”, señala el CCVC.

Tendencias