Noticias

Matadero y procesadora de carne bovina de EE.UU. cierra para hacer test de Covid-19 a empleados

Publicado

en

(304 vistas)

El gigante de la industria cárnica estadounidense Tyson Foods anunció el cierre temporal de un gran matadero de reses en el estado de Washington para realizar tests de coronavirus a sus empleados.

Tyson Foods cerró ese matadero de la ciudad de Pasco, que según la compañía produce bastante carne de vacuno en un día como para alimentar a cuatro millones de personas, después de que varias instalaciones de ese tipo se convirtieran en focos de propagación del nuevo coronavirus.

Una portavoz de la empresa se negó a indicar si algunos de sus empleados había contraído la Covid-19.

En un comunicado, la compañía dijo haber tomado medidas como dejar más espacio en las salas de descanso y la instalación de mamparas entre los puestos de trabajo, así como el control de la temperatura de los empleados y la obligación para ellos de llevar mascarillas.

A pesar de esos esfuerzos, la combinación de absentismo laboral, casos de Covid-19 y preocupación de la comunidad ha provocado la decisión de cerrar y realizar pruebas a todos los miembros del equipo”, indicó el presidente de la filial Tyson Fresh Meats, Steve Stouffer.

Los trabajadores recibirán su salario durante el cierre y se les ha pedido que estén en cuarentena a la espera de los resultados de las pruebas, que se estudiarán para decidir si se reabre o no la planta, señaló la empresa.

El cierre significará menos abastecimiento de comida y genera problemas para los granjeros que no tienen sitio donde guardar a su ganado. Es una situación complicada para toda la cadena de suministro”, escribió Stouffer.

Otros mataderos de Estados Unidos tuvieron que cerrar después de que se registraran casos de coronavirus entre sus empleados, incluida una gran planta de Dakota del Sur gestionada por Smithfield Foods responsable de entre el 4% y el 5% de la producción del país.

La empresa JBS cerró dos mataderos de reses: uno en Pensilvania y otro en Colorado. Tyson cerró, por su parte, una planta de cerdos en Iowa y anunció el cierre de otra en Indiana para realizar test de coronavirus a sus plantillas.

Aún se desconoce si el cierre de esas instalaciones provocara una penuria de carne, ya que muchos restaurantes están cerrados o han limitado sus horarios.

Un informe del Banco Mundial advirtió que las políticas gubernamentales para evitar la propagación del coronavirus podrían alterar las cadenas de suministro de alimentos, amenazando potencialmente su disponibilidad, incluso si los precios se mantienen estables en el 2020.

Tendencias