Noticias Internacionales

Ganaderos de Estados Unidos se ven obligados a tirar la leche por el Coronavirus

Publicado

en

(1.787 vistas)

El avance de la pandemia provocó un cambió en el hábito de los consumidores. Productores buscan la manera de encontrar una respuesta y evitar el desperdicio de este alimento.

El avance del coronavirus en Estados Unidos generó una situación crítica en el sector lácteo. Producto de cambios de hábitos en los norteamericanos, falta de transporte y cierre de restaurantes, entre otras medidas, los productores de leche se ven obligados a descartar su producción.

Las cooperativas lácteas quedaron sin capacidad de procesar leche y las vacas no pueden dejar de producir. En este sentido desde la mayor cooperativa de los Estados Unidos, Dairy Farmers of America (DFA) le pidió a los productores: “Necesitamos que empiecen a tirar su leche”.

Esta necesidad fue transmitida a los integrantes de de la cooperativa ya que las plantas procesadoras no tienen capacidad para seguir recibiendo leche. Se llegó a esta situación porque la demanda de los productos se trasladó de los mayoristas a los minoristas.

Lo que sucede es que los cierres de restaurantes, escuelas, falta de transporte para la distribución, entre otros factores, obligaron a concentrar la demanda en supermercados. Esto generó complicaciones porque no toda la cadena de producción está preparada y destinada para este mercado.

Desde las cadenas de supermercados y abastecedores señalaron que la demanda del consumo minorista aumentó hasta un 50%. “Los productos lácteos en las tiendas de comestibles han tenido una gran demanda ya que los consumidores se quedan en casa durante la pandemia, aunque las compras de pánico pueden estar disminuyendo”, detalla Reuters sobre la realidad local.

Al igual que en otras ciudades, los pequeños comercios limitaron el número de unidades que se pueden comprar. De esta manera buscan no desabastecerse, pero generan complicaciones al sector lácteo.

Los datos aportados por la consultora global Nielsen a Reuters señalan que las compras minoristas de leche aumentaron casi un 53%, las ventas de manteca aumentaron más del 127% y el queso aumentó más del 84%, en comparación con el mismo período del año anterior.

Gran parte de la producción láctea va destinada al mercado mayorista, que ha visto disminuida su participación por los cierres. Cabe destacar que los establecimientos están preparados en cuanto a logística y packaging para grandes jugadores. Por lo que cambiar su esencia para producir pensando en el mercado minorista es prácticamente inviable.

El DFA, que contiene a 7.500 miembros, manifestó que había pedido a otros farmers de la cooperativa que tiren la leche. A pesar de esta situación, las cooperativas se van a hacer cargo de los litros tirados y van a pagar por ellos.

A esta situación se suma la falta de camiones para la logística. Las empresas manifestaron ausencia del personal producto de que los conductores no trabajan por miedo al contagio.

Por su parte, el presidente y CEO de Cooperative Network, grupo de Wisconsin y Minnesota que representa a las cooperativas en docenas de campos expresó al medio local Journal Sentinel: «Esperábamos evitar que se tire la leche, pero ya ha comenzado, y eso es muy preocupante».

Además, agregó que la industria láctea se enfrenta a desafíos sin precedentes por la pandemia de COVID-19. “Es esencial que se brinden todos los medios de apoyo a los productores y cooperativas lácteas de Wisconsin lo más rápido posible. Este apoyo debe incluir una mayor compra y distribución de lácteos por parte del gobierno «, concluyó Smith.

Tendencias