Noticias Internacionales

Pastoreo racional evoluciona

Publicado

en

(740 vistas)

Los métodos de pastoreo practicados normalmente en el país son dos: el pastoreo continuo y el rotacional o rotativo. Este último a su vez presenta una diversa modalidad. Estos métodos de pastoreo deben ser tenidos en cuenta desde el punto de vista de la sustentabilidad económica y ambiental de los sistemas pastoriles.

El pastoreo continuo se caracteriza por el mantenimiento permanente de un lote de ganado en un área (potrero) del pastizal o la pastura. Requiere mínima inversión: una aguada y cercas perimetrales.

Debido a la selectividad del vacuno se producen áreas sobre-pastoreadas y otras áreas sub-pastoreadas en el mismo potrero. En las primeras queda afectada la persistencia del pastizal, produciéndose áreas desnudas de pasto, desaparición de las mejores especies y más palatables e invasión de especies no deseadas o malezas. El suelo queda compactado superficialmente dificultando la infiltración de agua de lluvia y el desarrollo radicular de las gramíneas, lo cual afecta negativamente la productividad vegetal y la receptividad animal.

Desde el punto vista ambiental hay menos captación de carbono (menos fotosíntesis) y más emisión del mismo proveniente de la materia orgánica del suelo desnudo.

En las áreas sub-pastoreadas se acumulan mucho material muerto, debido a la acumulación de hojas y tallos no consumidos. Estos materiales son de bajísimo valor nutricional y normalmente nunca más serán aprovechados por el vacuno. Además, estos materiales senescentes no tienen capacidad de hacer fotosíntesis, pues ya no poseen clorofila, pero siguen respirando, es decir emiten carbono.

Podemos concluir que por medio del pastoreo continuo estos ecosistemas se transforman en poco productivos, económicamente, y contaminantes del ambiente.

Pastoreo Rotacional o Rotativo

Este método de pastoreo se caracteriza por el hecho de que los animales se mudan frecuente y periódicamente de un piquete para otro, volviendo al mismo después de completar el ciclo. El pastoreo rotativo se fundamenta en el principio científico de que las plantas necesitan de un tiempo de descanso después del pastoreo a fin de recuperarse de los efectos de la defoliación, posibilitando la reposición de sus hojas y restableciendo los niveles de reservas en la base del tallo.

En este método tenemos dos variantes muy importantes: el pastoreo rotativo convencional y el pastoreo rotativo racional.

A) Pastoreo Rotativo Convencional

El tiempo de descanso asignado a los piquetes después del pastoreo es dependiente del número de potreros y del tiempo de ocupación de los mismos. Así, si tengo 5 piquetes asignados a un lote de animales y los mismos permanecen una semana en cada uno de ellos, el tiempo de descanso es de 28 días. Requiere de una inversión inicial superior al del Pastoreo Continuo tanto en cercas como en bebedero.

Y si ese tiempo es fijo durante el año, esa pastura se degradará necesariamente, porque la capacidad de rebrote de una pastura es variable a través del tiempo, dependiendo de varios factores, entre ellos de las condiciones climáticas, del suelo, del manejo, etc. Su capacidad de rebrote de verano no es igual al de invierno, y la productividad de la pastura degradada en muy baja y económicamente se vuelve insostenible; a raíz de ello requiere ser renovada periódicamente, normalmente cada 4 o 5 años y con un costo elevadísimo en movimiento de suelo, semilla y formación de pastura.

Los animales igualmente no reciben una ración diaria uniforme, pues el forraje existente en los primeros días de ingreso al piquete no es igual, en cantidad y calidad, al de los últimos días. Por tanto, al igual que el Pastoreo Continuo no es sustentable económica ni ambientalmente.

B) Pastoreo Rotativo Racional

En este caso el período de descanso es variable en función al crecimiento del pasto: el momento del pastoreo se da cuando el pasto llega a su máxima tasa de crecimiento y acumula suficientes reservas para su siguiente rebrote; manejado de esta forma el pasto se vuelve perenne, se prescinde de renovación.

Además, es la única forma de maximizar la producción de gramíneas, maximizando la fotosíntesis. Se interrumpe la brotación cuando la misma se vuelve ineficiente y se da nueva oportunidad a un rebrote vigoroso.

En el Pastoreo Racional se trabaja según concepción sistémica, según la cual los componentes del ecosistema pastoril (pasto, ganado y suelo) son interdependientes e interrelacionados. Lo que sucede con un componente repercute en los otros, se busca el equilibrio del sistema, es decir, que cada componente beneficie a los otros.

En el pastoreo del ganado se busca que cada animal cubra sus requerimientos de mantenimiento y producción en cantidad y calidad, lo cual se consigue con pastoreo de corta duración con altas cargas instantáneas. Y la alta deposición de bosta y orina producida en este manejo genera un mejoramiento del suelo y del pasto.

Para implementar este sistema se debe subdividir el potrero en varios piquetes usando la cerca eléctrica, pero lo más importante es que se debe comprender los fundamentos de funcionamiento del sistema.

Estos sistemas son altamente productivos, consiguiéndose más de 500 kg/PV/ha.año en pastura implantada, y ambientalmente amigables, pues el balance de carbono captado: carbono emitido es siempre positivo, por la maximización de la fotosíntesis en el manejo del pasto.

Un ejemplo de este sistema es el Pastoreo Racional Voisin (PRV), concebido por el sabio André Voisin con excelentes resultados.

Leer más
Publicidad
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias