Artículos

La sal mineral no debe faltar

Publicado

en

(2.864 vistas)

Ni los pastos, ni los concentrados aportan la totalidad de los elementos minerales que el ganado de carne o de leche requiere para obtener las máximas ganancias de peso en menor tiempo. 

Cuando se suplemente el hato con sal mineralizada, esta debe ser de la mejor calidad y con el balance ideal de acuerdo a la región natural, a la especie animal, a la etapa productiva, a su producción, requerimientos individuales, época de lluvia o verano y a la calidad de los suelos, pastos, agua de riego y de los bebederos.

Las características de una buena sal mineralizada dependen esencialmente de sus componentes, el tiempo de mezcla, el balance de los minerales y su forma de empleo.

Al referirnos a los componentes, el fósforo por ser el elemento más importante en la función productiva y reproductiva (y el más costoso dentro de la mezcla), se debe tener especial cuidado al elegir la fuente de fósforo en la sal mineralizada.

Una sal mineralizada puede tener el porcentaje más alto de fósforo, pero si este elemento no es de la mejor calidad, ni de buena biodisponibilidad (asimilación por el animal), o contiene elementos tóxicos Vg. Flúor, o se utiliza un fosfato que no sea palatable (de buen sabor) el animal no lo consumirá, de nada servirá por más barata que sea, tener esta sal mineralizada en para el hato.

Para escoger la sal mineralizada no se debe guiar solo por el contenido y calidad del fósforo, sino también de los otros minerales (macro y micro elementos), el balance de estos, la casa productora, su experiencia y liderazgo en la investigación, y analizar las diferentes formulaciones, que le sirvan para suplir las necesidades nutricionales y productivas del hato.

Manejo de la sal mineralizada

El comedero o saladero debe estar cubierto en lo posible, limpio, pues por ser la sal mineral una mezcla de elementos químicos, estos no se deben humedecer porque forman enlaces y pierden sus cualidades nutricionales.

No se debe llenar los saladeros sino la cantidad que diariamente deben consumir los animales, la sal debe ser fresca y no se debe dejar los animales sin sal porque después aumentan los consumos y consumirán mas de lo necesario.

Se recomiendan saladeros de 1,5 m. por cada 25 animales, no poner a caminar a los animales para conseguir la sal, el agua y el alimento.

La sal mineralizada para bovinos es diferente para ovinos, equinos o caprinos. Lo mismo sucede que dentro de los vacunos existen sales especiales para ganado de carne como para ganado productor de leche.

Y las fórmulas varían si son novillas o si está en la etapa productiva. También la fórmula es diferente por el tamaño de los animales, sus requerimientos varían.

Por eso, es importante asesorarse profesionalmente para una selección adecuada de la sal mineralizada y de esta forma utilizar la fórmula que realmente requiere el hato.

Tendencias