Noticias Internacionales

Helado sabor a cuy se vende en Quito

Publicado

en

(907 vistas)

María del Carmen Pilapaña hace helados de cualquier sabor: de mora, naranjilla, de catzo, de callampa (hongos) y hasta de cuy, el cual actualmente es el más conocido y es su especialidad.

Su historia empieza por la necesidad y la falta de trabajo. Antes de dedicarse a la creación de sabores exóticos, trabajaba en una empresa privada que quebró.

Después de eso, su hermano la acogió en su restaurante donde venden almuerzos, allí María del Carmen se hace cargo de la cocina, y aprovecha para comercializar sus helados.

La idea se le ocurrió hace un año a partir de la Feria del Cuy, que ya cuenta con dos ediciones efectuadas en el cantón Rumiñahui.

Cuy asado y en locro, costumbre en Santa Rosa

A través de la organización Misión Social Rumiñahui, María del Carmen y otros emprendedores participaron en talleres de manipulación de alimentos y otros temas. Con sus helados de sabores naturales (de fruta) participó en varias ferias.

Sin embargo, en la temática del cuy no tenía cabida, así que los talleristas la incentivaron a crear un sabor único.

Un mes se tardó en experimentar la técnica adecuada; primero intentó con el cuero “machacado” sin muchos resultados; luego trató con el cuy asado y el sabor no era el esperado. Hasta que lo logró con la cocción de la carne entera en agua.

Esta debe hervir por lo menos 2 horas, hasta que se reduzca el líquido “a unos 15 mililitros”, dice María del Carmen. Luego hay que esperar a que se enfríe para poderlo licuar y que quede como un paté.

Al cuy licuado lo mezcla con una fruta, eso también fue parte de la experimentación, ya que no con todas resulta bien, pero descubrió que con la naranjilla o el maracuyá, también cocido, el sabor queda en su punto.

Bolón con mariscos para difundir comida afro

El resto del proceso es como preparar un helado “normal”, batir la crema de leche, incrementar el puré del cuy con el de la fruta y agregar la leche condensada. Luego de un día de permanecer en el congelador está listo para servir.

La emprendedora le agrega maní espolvoreado como aderezo, para recordarles a los ‘fans’ del cuy, el platillo típico que se sirve con salsa de maní. El cono lo vende a $1, mientras que el litro tiene el valor de $12.

Lo expende en el local donde labora, que se ubica en la Autopista General Rumiñahui, entre el puente 5 y puente 6 (retorno a Quito). María del Carmen además afirma que está dispuesta a hacer el helado del sabor que sus clientes soliciten.

Tendencias