Artículos

Sincronización de Celos en Ovejas

Publicado

en

(1.516 vistas)

Ing. Rosario I. Díaz Ramírez

Ing. Zootecnista C.I.P:40937. POST-GRADO EN PRODUCCION ANIMAL- UNALM

Ganadora de la FELLOWSHIP AWARD in MALAYSIA 2001.

La explotación intensiva de ovinos, requiere de la aplicación de técnicas de intensificación del manejo reproductivo. Es necesario tener partos agrupados a fin de obtener lotes homogéneos de corderos, así como también prever con cierta exactitud las fechas de parto para organizar su atención, por lo cual deben aplicarse métodos para la sincronización de celo.

La sincronización del estro, involucra el control o manipulación del ciclo estral, con el propósito de que las hembras elegidas en un rebaño, expresen estro (celo) aproximadamente al mismo tiempo.

Es un manejo bastante utilizado en los programas de inseminación artificial, transferencia de embriones, concentraciones de partos y uso intensivo, por pocos días, de un toro con monta natural.

El factor determinante en el éxito de la sincronización es la elección del método adecuado, que se ajuste a las condiciones de cada animal.

La sincronización consiste en la aplicación de un producto hormonal obtenido en laboratorio. Según cada producto, es la forma, momento y número de aplicaciones.

Las hormonas más usadas son:

Prostaglandina PGF2 alfa

Hormona que, en forma natural, es producida por el endometrio y actúa en el último período del ciclo, causando la regresión del cuerpo lúteo y así reanudando el siguiente ciclo. La base de su éxito, consiste en la aplicación del producto en el momento que la hembra presenta cuerpo lúteo.

Progesterona

Hormona producida en forma natural por el ovario, sus niveles aumentan después de la ovulación, llega a su pico junto con el máximo desarrollo del cuerpo lúteo y decrece con la degeneración de éste, permitiendo así el inicio de un nuevo ciclo.

Ventajas de sincronización del Celo en la oveja

  • Realizar de una manera económica, amplia y práctica, la inseminación artificial, con sus consiguientes beneficios, ya que el mayor obstáculo que se presenta hasta ahora para la utilización del método, es el largo período que comprende la estación sexual de la oveja, lo que resulta oneroso para el ganadero.
  • Obtener una uniformidad de las crías, ya que la época del parto se realiza en un período muy corto de tiempo, con la consiguiente revalorización comercial de los corderos.

  • Aprovechamiento al máximo de la mano de obra y reducción de la misma, tanto en los programas de producción de leche o pieles, como en los cuidados a las crías, las cuales serán mejor vigiladas y las pérdidas menores.
  • Mejor utilización estacional de los pastos, ya que el ganado podrá desplazarse de una zona a otra.
  •   Facilita la alimentación de los corderos cuya madre muera por cualquier circunstancia, o de aquellos que procedan de un parto triple.

  • Disminuir los suplementos en las raciones de las ovejas gestantes, al reducirse considerablemente la estación de partos.
  • Permitir la obtención de dos partos al año.
  • Disponer en un mismo período de tiempo, de la totalidad del producto, ya que las condiciones en las cuales se desarrolla la cría ovina, son típicas y necesariamente en masa, bien se trate de producción de carne, leche, lana o piel, permitiendo una selección de las técnicas en la industria.
  • Facilitar el transporte y conservación de los productos en aquellas zonas donde estos medios sean limitados
  • Hacer factible de manera ponderada, de individuos destinados a la reproducción.
  • Obtener lotes experimentales en condiciones idénticas de medio.

La provocación del celo a voluntad en época anestral, reporta al ganadero y a la economía de la nación un considerable incremento la rentabilidad del rebaño, ya que la estación de cría en la oveja, no siempre corresponde al período más favorable comercialmente para el consumo en el mercado, y de aquí el gran interés representa la posibilidad de una producción extraestacional, con independencia de la natural presentación de base genotípica, como sucede con las razas ovinas criadas en nuestro país, que manifiestan un poliestrismo estacional en primavera y otoño.

Resumiendo, las ventajas que representa la provocación del celo en época anestral son:

1. Producción de corderos o leche en época comercialmente apropiada.

2. Posibilidad de producir dos partos al año, con la consiguiente revalorización de la especie, lo que para nuestra nación podría ser una solución de excepcional importancia.

3. Adelantar la época del primer parto.

Existen dos alternativas posibles reportadas según la bibliografía:

Métodos Naturales

La introducción de machos en un rebaño de ovejas en anestro (sin actividad sexual) les provoca la aparición de celos concentrados y de ovulaciones (alrededor del 50% al 60 % de las hembras del hato) entre 8vo y 12 avo día post introducción de los machos al hato.

El estímulo se produce a través del olfato y es preciso un aislamiento macho-hembra antes de la cubrición.

Este estímulo se denomina Efecto macho, y puede ser empleado como un método natural y económico para realizar un servicio dirigido a corral, e implementar una inseminación artificial. Los celos que se manifiestan en forma previa, suelen ser de baja fertilidad. Después del período de concentración de celos, se presenta un porcentaje de celo diario entre 0 al 3 % y de una buena fertilidad.

El efecto macho puede utilizarse en combinaciones con otros métodos de sincronización de celos, en el inicio de la estación reproductiva, para asegurarse que todas las hembras estén ciclando al comienzo del tratamiento hormonal. En este caso la introducción de los machos en el hato debe realizarse unos 20 días antes de iniciar los trabajos de sincronización de estros.

Métodos Farmacológicos

Tienen la ventaja de concentrar un alto porcentaje de celos en un período corto de tiempo, lo que facilita la programación y realización de los trabajos de inseminación artificial. Entre ellos tenemos:

Luteicos

Toda oveja que se encuentre del día 5 al 14 de su ciclo responderá a una inyección de prostaglandina con luteolisis y comienzo de un nuevo ciclo, con manifestaciones de celo entre las 48 y 84 horas de comienzo de un nuevo ciclo. De este modo, trabajando con una sola inyección, se puede aumentar con un programa de dos inyecciones separadas de 11 días, alcanzando una respuesta superior al 90 % de los animales en celo.

Progestágenos

Existen diferentes formas físicas de dispositivos a base de progestágenos y cada uno de ellos está impregnado con una sustancia en particular. Actuando de manera similar como simuladores del cuerpo lúteo.

Luego de 14 0 15 días, estos dispositivos son retirados y al no existir freno para que la hipófisis libere FSH y LH, todas las hembras tratadas comienzan una onda de maduración folicular, entran en celo y ovalan.

Esponjas Intravaginales con Progestágenos

Se colocan en la vagina de la hembra durante 15 a 17 días en el tracto reproductivo de la hembra, período de tiempo que iguala o excede el tiempo de vida del cuerpo lúteo. El método permite alcanzar una elevada concentración de celos y llevar cabo la inseminación artificial a un tiempo fijo luego de finalizado el tratamiento hormonal. Se recomienda la utilización de las esponjas intravaginales en forma combinada con una dosis de Gonadotropina de Suero Yegua preñada (PMSG).

Relaciones temporales de los principales acontecimientos de reproducción, que tiene lugar en el oviducto, como recolección del óvulo por la fimbria, fecundación, división y formación del blastocisto en el Útero (cortesía del Profesor Dellepiane).

La PMSG se administra por inyección intramuscular al momento de retirar las esponjas, en la estación reproductiva, 0 48 horas antes del retiro, en el anestro estacional. La dosis utilizadas de PMSG varían entre 200 y 400 Ul, dependiendo del peso corporal, de la raza y de la época del año.

La variante de este método permite reducir el tiempo de permanencia de las esponjas en la vagina de la hembra hasta 11 días, mediante la aplicación de 100 ug de cloprostenol (prostaglandina),y correspondiente dosis de PMSG 40 horas antes del retiro de las esponjas.

Colocación y retiro de las esponjas

1. Antes de proceder a la colocación de las esponjas, es conveniente rociarlas externamente con un antibiótico en aerosol sin corticoides.

2. La esponja se comprime e introduce en el extremo biselado del aplicador, cuidando que el hilo cuelgue hacia fuera.

3. El vástago se coloca dentro del aplicador por el extremo libre hasta que haga contacto con la esponja.

4. El aplicador humedecido externamente con el lubricante con desinfectante.

5. Es conveniente que la hembra esté en posición natural, para facilitar la maniobra de colocación. El aplicador y el vástago son introducidos suavemente hasta el fondo de la vagina.

6. El tubo aplicador se retira unos 3-4 cm manteniendo el vástago en su sitio, hasta liberar la esponja.

7. Se recomienda cortar los hilos de las esponjas de tal manera que sobresalgan 2-3 cm de la vagina de la hembra.

Para retirar las esponjas, se tira firmemente, pero suavemente del hilo hacia atrás, manteniendo una leve inclinación hacia abajo.

Bibliografía

  • Curso de Inseminación artificial en ovinos, 2001, Lima – Perú.
  • Reproductionn and reproductive management of sheep in the tropics. Dr. Krishnalingan,Malaysia. www.eumedia.e

Leer más
Publicidad
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias