Noticias Internacionales

Los 5 tipos de Ingredientes de un Bloque Nutricional

Publicado

en

(612 vistas)

Como su nombre lo indica, un bloque nutricional debe contener un conjunto de elementos que satisfagan los requerimientos de un animal, especialmente en épocas críticas de invierno o verano.

Los expertos hablan de cinco tipos de ingredientes o fuentes: energéticas, de nitrógeno no proteico (NNP), Fuentes de minerales, Fuentes de aglutinantes, Fuentes de fibra.

Fuentes de energía

Estas fuentes dulces dan gustocidad a los bloques multinutricionales y aportan energía en forma de azúcares de alta y rápida fermentación, que mantienen más activa y eficiente a la flora ruminal. Se habla aquí de la melaza o miel de caña, de la vinaza, y del melote de trapiche.

Melaza o miel de caña

Es un producto líquido espeso derivado de la caña de azúcar y en menor medida de la remolacha azucarera, obtenido del residuo restante en las cubas de extracción de los azúcares.

Su aspecto es similar al de la miel, aunque de color parduzco muy oscuro, prácticamente negro. El sabor es dulce, con un pequeño regusto amargo.

Nutricionalmente presenta un altísimo contenido de carbohidratos (energía) además de vitaminas del grupo B y abundantes minerales, entre los que destacan el hierro, cobre y magnesio.

Vinaza

Es un residuo de la fabricación de alcohol etílico utilizado en la elaboración de licores. En realidad, es una melaza empobrecida, que no se comercializa actualmente y que constituye un contaminante de las aguas y suelos donde se vierte.

El melote de trapiche

Este melote lo conforman la espuma e impurezas producidas, retiradas y cocinadas posteriormente, durante la cocción artesanal del jugo de caña, utilizado para la fabricación de panela.

Fuentes de nitrógeno no proteico (NNP)

La urea granulada es un fertilizante agrícola que a partir de 1.950 se usa en la dieta de animales domésticos, ya que económicamente provee de nitrógeno no proteíco para la microflora digestiva del rumen.

La urea representa, por tanto, un valioso y económico recurso alimenticio para los bovinos, para los que la única fuente alimenticia son los pastos, que normalmente presentan deficientes en proteínas como los pastos de trópico bajo.

Este elemento provee el nitrógeno requerido para la fermentación ruminal y la formación de proteínas y puede ser suministrado de maneras diversas: en el concentrado, en el ensilaje, en bloques multinutricionales y en varios tipos de mezclas.

Los bloques multinutricionales constituyen la forma más segura y sencilla de suministrar urea a los rumiantes. En sí, los bloques son un producto alimenticio que posee en su composición los nutrimentos básicos que el animal necesita, siendo mezclados, compactados y presentados en forma cúbica o cilíndrica, con un peso que oscila entres y 50 Kilos.

Fuentes de minerales

Las sales mineralizadas también se incluyen en la elaboración de los bloques ya que aportan nutrimentos minerales (calcio, fósforo, azufre entre otros), dan palatabilidad, además, la sal actúa como saborizante y preservante.

Fuentes de aglutinantes

Son ingredientes que solidifican y endurecen los bloques.

El aglutinante de mayor uso en el trópico es la cal viva finamente molida o pulverizada, la cual al entrar en contacto con el agua de la melaza produce calor logrando caramelizar los azucares de la melaza y dando firmeza al bloque.

También se ha utilizado la cal apagada, la cal agrícola y el yeso, obteniendo resultados satisfactorios de solidificación.

Estos cinco aglutinantes alcalinizan el pH del bloque, evitando la fermentación de los azúcares y el desarrollo de hongos contaminantes.

Fuentes de fibra

La fibra contiene cantidades variables de energía, proteína, minerales y vitaminas, pero su función adicional en el bloque es absorber la humedad de las fuentes de energía empleadas en su composición, además de darle firmeza y amarre.

Como fuentes secas de fibras cortas utilizables se encuentran: la tusa de maíz picada; las cascarillas de café, soya, girasol, maní, cacao; el salvado o afrecho de maíz y de trigo; las tortas de algodón, soya, girasol, maní, palmiste y ajonjolí y la semolina, harina o pulidura de arroz o harinas resultado de la deshidratación del matarratón.

Como fuentes de fibra larga utilizables se encuentran el bagazo de caña, el heno picado de múltiples plantas forrajeras y las cáscaras de banano, plátano, coco, palmito y palma africana picadas y secas.

La única fuente de fibra que no se debe usar, puesto que no absorbe humedad, es la cascarilla de arroz. La cascarilla de algodón debe ser picada antes de usarla.

Las fuentes de fibra larga aseguran el amarre del bloque, por lo tanto, deben ser usadas al menos en un 5% de la fibra total.

Leer más
Publicidad
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias