Noticias Internacionales

La Importancia de los Lípidos en la Dieta de los Bovinos

Publicado

en

(430 vistas)

El metabolismo lipídico de rumiantes es totalmente distinto al de los monogástricos, debido a las modificaciones que sufren los nutrientes de la dieta por fermentación microbiana ruminal. Aunque las vacas solo consumen de 4 a 6%, estos contribuyen directamente al 50% de la grasa en la leche.

En efecto, los lípidos son una importante parte de la ración de la vaca pues además son la fuente más concentrada de energía en los alimentos.

Los lípidos son compuestos no polares, parcial o totalmente insolubles en el agua. Se diferencian de los carbohidratos por su arreglo estructural y porque tienen una menor cantidad de oxígeno, mientras que difieren de las proteínas porque no contienen nitrógeno.

Estos cuentan con un mayor valor energético, por lo cual en nutrición animal ha servido para establecer que el contenido energético de una grasa es casi tres veces mayor que el aporte energético neto del maíz.

Se puede clasificar de acuerdo a su estructura química como: simples (ácidos grasos combinados con glicerol); compuestos (lípidos simples que contienen otras moléculas como N, P) y derivados (resultado de la hidrolisis de los anteriores tales como los ácidos grasos libres).

Cabe notar que la estructura fundamental son los ácidos grasos (AG). Según su longitud se clasifican como de cadena corta (menos de 10 carbonos) y de cadena larga (más de 10 C).

Solo pequeñas cantidades de lípidos se encuentran en forrajes y semillas. Sin embargo, algunas plantas de semillas oleaginosas como el algodón o la soya acumulan más de 20%. Típicamente, los lípidos se extraen de estas semillas pero pueden ser incorporadas en forma entera en las dietas de las vacas lecheras.

Como se explicó, casi la mitad de la grasa en la leche es derivada del metabolismo de lípidos en la glándula mamaria. Estos ácidos grasos provienen principalmente de las lipoproteínas ricas en triglicéridos.

Un aumento en la dieta de AG de cadena larga aumenta su secreción en la leche, pero también inhibe el síntesis de ácidos grasos de cadena corta y mediana, por lo cual la depresión marcada en la secreción de grasa en la leche que ocurre cuando se alimenta las vacas con dietas bajas en fibra no puede ser compensando dando más grasa en la dieta.

Los tipos de grasas que se usan en bovinos incluyen lípidos en forrajes, aceites vegetales, grasa de restaurante, grasa mixta (animal y vegetal), jabones, grasas protegidas, AG saturados (aceite de palma), insaturados (aceite de canola) y polinsaturados (aceite de soya, algodón, maíz)

 

Leer más
Publicidad
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias