Noticias Internacionales

Sí, se debe consumir leche luego de la niñez

Publicado

en

(366 vistas)

 

La Federación Panamericana de Lechería (FEPALE) señala que las mujeres gestantes, los deportistas y especialmente niños y adolescentes se encuentran entre los colectivos con mayor necesidad de lácteos.

La leche y los productos lácteos constituyen uno de los principales grupos de alimentos en la nutrición de una persona. Durante los primero años de vida, luego del período de lactancia materna, los lácteos son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de los niños, y a medida que vamos creciendo, y nuestros requerimientos nutricionales van cambiando, los lácteos nos brindan las proteínas necesarias para mantener una buena salud.

La Federación Panamericana de Lechería (FEPALE) indica que el ser humano consume leche desde hace más de 7 mil años, por lo que es parte de nuestra evolución y ha jugado un rol notable en el desarrollo cerebral. El ser humano continúa bebiendo leche después de los 2 años de vida, pues se ha adaptado al consumo de todo tipo de alimentos.

Los lácteos como la leche, el queso y el yogurt cuentan con proteínas que el cuerpo requiere y la cantidad a suministrar varía en función de las necesidades propias de cada organismo. Los niños en fase de crecimiento, los adolescentes, las mujeres gestantes y los deportistas se encuentran entre los colectivos con una mayor necesidad de ellas, aunque también son necesarias en los adultos mayores minimizando la pérdida de masa muscular propia de esta edad, ya que se trata de un elemento imprescindible para un buen funcionamiento general de nuestro organismo, a cualquier edad y en cualquier situación.

Es gracias a los lácteos que se logra cumplir con la cuota de calcio que necesita nuestro cuerpo diariamente, para apoyar la estructura y rigidez de nuestros huesos y dientes. Además, FEPALE señala que es necesario reforzar nuestro consumo de calcio sobre todo en la etapa de la niñez y la adolescencia.

“Estudios recomiendan tomar un desayuno alto en proteínas lácteas para reducir el consumo de alimentos con alta densidad energética a lo largo del día y de ese modo también mejorar la dieta en niños y adolescentes, evitando que caigan en la obesidad y mejoren la calidad de vida cuando lleguen a la adultez”, señala Rafael Cornes, Coordinador Campaña ¡Sí a la Leche! de FEPALE.

Finalmente, FEPALE hace hincapié en que la leche contribuye en la adquisición de una adecuada masa ósea, por ello la recomendación de que se consuma 3 porciones diarias de leche o lácteos en las etapas tempranas del ser humano. Adicionalmente, la leche contiene vitamina D, un nutriente determinante en la absorción de calcio a nivel intestinal y por ende, en la salud ósea.

Tendencias