Noticias Internacionales

Examen Andrológico en Bovinos

Publicado

en

(879 vistas)

 

Una de las tareas del veterinario es certificar a los ejemplares machos previo a las ventas en las exposiciones ganaderas o frente a un litigio con una compañía aseguradora. Cuanto más completo sea ese examen, mayor seguridad para el veterinario y para el cliente. El animal debe estar bien identificado con alguna caravana o algo permanente para poder certificar que ese es el animal al que yo le hice el examen andrológico.

REQUISITOS QUE DEBE CUMPLIR UN MACHO REPRODUCTOR:

  • Debe ser sano y fuerte
  • Estar libre de enfermedades
  • Tener buena vista
  • Caminar correctamente (estar bien de la columna y los 4 miembros)
  • Aparato reproductor normal
  • Que produzca semen de alta calidad
  • Tener alta libido
  • Tener alta fertilidad

El examen de aptitud o capacidad reproductiva es un conjunto de pruebas o tests que llevan a emitir un juicio, diagnóstico y pronóstico potencial del comportamiento del macho.

Objetivo del examen andrológico:

El macho debe lograr la mayor tasa de concepción, producir semen de alta calidad, identificar el mayor número de hembras en estro, y poder servir a las hembras en el menor lapso de tiempo (esto sobre todo para el ganado de carne) (para que el periodo interparto sea menor, y podamos lograr lotes más uniformes).
Si estamos usando inseminación artificial y nos toca evaluar un toro o un grupo de ellos, va a ser lo mismo, solo que vamos a hacer más hincapié en que produzca semen de alta calidad.

EXAMEN OBJETIVO GENERAL

Cuando hacemos el examen andrológico, no hacemos un examen clínico completo como en semiología, sino que hacemos un examen genérico para determinar que el animal está sano, es fuerte y está libre de enfermedades.
Dentro del examen objetivo general vamos a hacer hincapié en la vista del animal, en la cabeza (sobre todo la dentición), el aparato locomotor y en la condición corporal. El toro es un animal pesado, entonces debemos tener cuidado al manejarlo, tenerlo en el cepo, o con mordaza o anillo.

Vista: es importante sobre todo en servicio a campo porque el toro detecta más a la vaca en celo por la vista que por el olfato, detectando las actitudes de lo que llamamos el grupo sexualmente activo, que son hembras en celo con otras en metaestro o proestro, y que se montan y se dejan montar entre ellas. Estos movimientos deben ser vistos por el macho, entonces debe tener muy buena visión.

Aparato Locomotor: Lo vamos a estudiar con el animal en la marcha y en la estación. También debemos mirar si hay problemas en los aplomos, mirarlos de atrás, de adelante, de costado, etc. Es muy común que los animales sobrealimentados sean abiertos en los ángulos del corvejón. Todos los defectos de aplomo llevan a debilidad del tren posterior, y por lo tanto lleva a la impotencia coeundi, que es la dificultad para realizar la monta o la cópula. También debemos mirar las pezuñas, ya que son comunes los problemas interdigitales. En toros viejos podemos sospechar problemas o dolor en la columna vertebral cuando el animal monta a la vaca y se apoya en la mejilla. A veces podemos revisar al animal cuando hacemos tacto rectal y damos vuelta la mano y tocamos columna para ver si no hay problemas de exostosis, etc. Uno de los problemas más comunes en toros viejos es la espondiloartrosis, que es una degeneración a nivel de la articulación intervertebral.

EXAMEN OBJETIVO PARTICULAR

Saco Escrotal: solamente hacemos inspección, mirando al animal desde atrás. El saco escrotal ideal tiene un cuello de forma ovoide. En los animales sobrealimentados, en los cuales la grasa se acumula en el cordón espermático tenemos un saco escrotal bajo. Cuando los testículos son más chicos, van a estar más cerca del abdomen. Revisando el saco escrotal se pueden ver asimetrías en los testículos.

También es importante que el ligamento que está en el medio del escroto esté bien implantado, porque si está implantado hacia un lado va a hacer que el testículo se eleve y ese testículo que debe estar 3º más frío que el cuerpo del animal, está más caliente, lo cual hace que la producción de semen de este pueda verse afectada.

Al hacer la inspección también nos fijamos en la piel del saco escrotal. Es muy común en toros que pastorean campos muy altos o con malezas, que tengan lesiones a nivel ventral que luego se contaminan y se producen dermatitis escrotales. En el caso de los carneros puede haber problemas de sarnas, excoriaciones, etc.
En el saco escrotal también vamos a palpar el cordón espermático, en el que vamos a buscar la presencia de hernias, problemas en el plexo como varices o problemas inflamatorios.

Testículo: Es el contenido del saco escrotal. Lo exploramos por inspección y por palpación.

Palpación: existe una metodología para palpar el testículo. Como este es ovoide, lo palpamos en la zona dorsal, medial y ventral, con la yema de los dedos, primero superficialmente y luego profundamente. Buscaremos la consistencia o tono testicular.

El tono testicular está compuesto por la firmeza (que es la fuerza que hace el parénquima cuando resiste la presión del dedo) y por la elasticidad.

  • Un testículo normal tiene muy buena elasticidad, y es firme.
  • La firmeza y la elasticidad se pueden cuantificar según una escala que va de 1 a 5.

Un test. Muy firme va a ser 1 y uno muy blando va a ser 5. A su vez, un test. Muy elástico o con alta elasticidad va a ser 1, y uno poco elástico o con baja elasticidad va a ser 5. Un toro viejo lo más probable es que tenga un testículo firme pero poco elástico. Cada testículo va a tener su tono.

Si bien es subjetivo, el tono testicular está científicamente correlacionado con: * Tasa de no retorno: quiere decir, que si estamos inseminando, las hembras inseminadas con el semen de este toro quedan preñadas y no vuelven a nosotros para que las tengamos que volver a inseminar. Este es un índice teórico que se usa en todo trabajo de inseminación. Entonces, un toro con test. Con buen tono, va a tener una alta tasa de no retorno.

*Congelabilidad del semen: Cuanto mayor tono testicular, mejor es para congelar ese semen.

Epidídimo: Debemos palpar todo el epidídimo, la cabeza, el cuerpo y la cola. La cabeza se palpa dorsalmente, porque está formando como un casquete sobre el polo dorsal del test. Luego elevamos el test. Contra lateral para poder palpar el cuerpo del epidídimo que se encuentra por dentro y caudal. Para palparlo, debemos elevar el otro testículo. Luego podemos palpar la cola del epidídimo, que en los rumiantes es fácilmente palpable porque se encuentra bien ventral. En el equino está posterior y casi oblicuo al cuerpo, y en el cerdo está hacia caudal pero dorsalmente.

Del epidídimo vamos a palpar el tono. Como en la cola del epidídimo se almacena semen, un buen reproductor debe tener un epidídimo con un tono firme, lleno y elástico.

A la palpación también podemos detectar patologías. Podemos detectar induraciones o espermiogranulomas en la cabeza del epidídimo que son muy comunes en carneros, y palpamos algo firme. Es frecuente encontrar aplasias segmentarias del cuerpo del epidídimo, donde el semen se empieza a acumular y se produce una espermiostasis en el testículo y en el epidídimo; cuando revienta, el semen queda en el parénquima y se forma un tejido de granulación que es palpable.

Medición de la circunferencia escrotal: Es muy simple de realizar pero es de las maniobras más importantes desde el punto de vista reproductivo y productivo, porque con esta medición estamos prácticamente midiendo parénquima seminífero. Esta medición es fundamentalmente importante en rumiantes. En equinos y cerdos, lo que más importa es el diámetro de cada testículo. Esta medida está altamente relacionada con el peso testicular.

  • Se mide bajando la bolsa testicular (teniendo cuidado de no poner los dedos en el medio de los dos cordones, porque estaríamos falseando la medida), y con un centímetro medimos en el diámetro mayor.
  • La medida es repetible, no varía en el mismo individuo.
  • Esta medida es altamente heredable (o sea que los hijos de estos toros van a tener la misma circunferencia escrotal).
  • La circunferencia escrotal va a ser fija de acuerdo a la raza y la edad.
    Para cada raza hay una tabla por edad para seleccionar a los machos. Por ej. En los Hereford, se busca que al año tengan por lo menos 32 cm de circunferencia escrotal.

Las razas como el Limousine y cebuinas tienen menor circunferencia, y las razas con mayor desarrollo testicular son las Aberdeen Angus y las Simmental.

  • Si un ternero tiene baja circunferencia escrotal al año, va a tener baja circunferencia también a los 2 años.
  • En los ovinos, que tienen reproducción estacional, la circunferencia es variable.
  • El estado nutricional también afecta, porque no solo se deposita grasa en el cordón espermático, sino también entre la piel y las capas del testículo, entonces la medida no va a ser tan correlativa con la producción de semen.

Está altamente relacionado con los parámetros seminales, porque si hay más parénquima productor de espermatozoides, mayor cantidad de espermatozoides va a aparecer en el eyaculado, y de mejor calidad (morfológicamente normales).

También está relacionado (y esto fue estudiado solo en toros) con la edad de entrada a la pubertad de las hijas de esos toros, las cuales entran antes. Hay una relación que dice que por cada cm de más en la circunferencia escrotal, las hijas van a tener una precocidad de 3,85 días de entrada a la pubertad.

Existen controversias en cuanto a si la tasa de preñez es influida o no por la circunferencia escrotal. Lo que sí se sabe es que con un toro que tiene mayor circunferencia escrotal, podemos poner una relación de machos-hembras menor (o sea que podemos poner menor número de machos por cada 100 hembras).

  • Vesículas seminales o glándulas vesiculares: Normalmente son alargadas, carnosas, de consistencia firme pero no duras, lobuladas al tacto, fáciles de palpar en el piso de la pelvis. Patológicamente podemos detectar inflamaciones crónicas o agudas, llamadas seminovesiculitis. Se pierde la lobulación de la superficie, están agrandadas, duras, calientes y dolorosas al tacto.
  • Próstata: Se palpa el cuerpo de esta. Es como una banda de aproximadamente 2 cm que está por detrás de las vesículas. En el toro tiene 2 partes, una de ellas está diseminada y no se palpa porque está debajo del músculo de la uretra pélvica; el otro si se palpa.
  • Ampollas del deferente: Se encuentran entre las vesículas, hacia el medio y tienen el grosor de una lapicera. Si están inflamadas, generalmente cursan como un proceso colateral a una seminovesiculitis.
  • Uretra Pélvica: Es un elemento fácil de ubicar, ya que es tubular, grueso (4 o 5 cm) y de unos 10-15 cm de largo, caudalmente a las vesículas.
  • Glándulas bulbouretrales o de Cowper: Estas 2 glándulas se encuentran debajo del músculo isquio-cavernoso. No se palpan por vía rectal, pero son glándulas anexas al aparato genital.
  • Anillo Inguinal Interno: Se puede palpar, pero debemos salir de la cavidad pélvica. Es importante palparlo, porque se busca que la abertura de este anillo no sea mayor a 3 dedos, ya que si es mayor, el toro o ternero está predispuesto a sufrir hernias. Se busca por delante de la pelvis, hacia ventral, a 10 o 12 cm de los ganglios inguinales profundos. Una vez que lo encontramos metemos delicadamente los dedos y medimos.

En carneros, es difícil hacer un análisis del aparato genital interno, ya que no se puede hacer tacto. Lo que sí se puede hacer si se sospecha una enfermedad es una ultrasonografía.

  • En el padrillo generalmente no es recomendable hacer tacto, pero se puede hacer y se palpan las mismas glándulas prácticamente. La diferencia es que las vesiculares en el padrillo no son lobuladas. Generalmente en el padrillo se hace examen de las glándulas con el ecógrafo.

Pene y prepucio: Las razas cruzas cebú son las más problemáticas debido al tipo de implantación que tiene el prepucio, que es péndulo. Esto predispone al traumatismo constante del orificio prepucial externo. Entonces se busca que un buen reproductor no tenga el prepucio péndulo.

También deberían eliminarse los animales con frenillo persistente, que es la persistencia de la adherencia del pene al prepucio, ya que esto es hereditario.

También son inaceptables los animales con prolapso crónico del prepucio, ya que predispone a balanopostitis (inflamación del pene y prepucio).

El momento ideal para revisar el pene y el prepucio, es cuando vamos a colectar el semen. Si colectamos con vagina, vamos a ver el pene totalmente en erección.

Otro momento en que se puede revisar es cuando hacemos la prueba de capacidad de servicio.

También podemos revisarlo haciendo masaje de las glándulas accesorias por vía rectal para producir la erección del pene.

  • En el equino, es común administrar sedantes como la acetil-promacina para que el pene se relaje y se exteriorice.
    Las patologías más comunes que se pueden ver son el frenillo persistente, anillos de pelo (que se forman por el hábito de masturbarse de algunos animales; estos anillos pueden llegar a necrosar el pene), fístulas y fibropapilomas (es un tipo de cáncer de origen viral que se transmite por los hábitos que tienen los toros jóvenes de montarse entre ellos; es extirpable).

Datos obtenidos en Uruguay mostraron que de 2186 toros revisados el 17% eran cuestionados (siendo las categorías aceptables, sospechosas o cuestionadas y no satisfactorias).

El examen de capacidad reproductiva no es un examen de fertilidad en el macho. Solo me dice que el toro evaluado es capaz de reproducirse o es potencialmente fértil. La única prueba de fertilidad es poner al macho con un grupo de hembras que sean fértiles y estén ciclando, y midamos la taza de preñez.

 

Tendencias