Noticias Internacionales

Hacer Ganadería Ecológica Reporta Beneficios Inmediatos frente al Cambio Climático

ganaderia_ecologica_cambio_climatico

El aumento de la seguridad alimentaria y la productividad acompañan a la reducción de emisiones del ganado. La conclusión es que si es posible hacer una ganadería con bajas emisiones de carbono.

El sector agropecuario es donde convergen los esfuerzos para acabar con el hambre y prevenir el calentamiento global, y mejorar las cadenas de suministro ganaderas supone una buena manera de comenzar, aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

“Es posible hacer una ganadería con bajas emisiones de carbono”, aseguró al margen de la Conferencia de las Partes (COP23) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La agricultura representa una proporción importante de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), pero al mismo tiempo es “el sector económico más expuesto a los efectos del cambio climático”, señaló Graziano da Silva, apuntando que los impactos adversos afectan de forma desproporcionada a las personas más pobres y vulnerables del mundo, la mayoría de las cuales vive en zonas rurales y depende para su sustento de la agricultura, la silvicultura y la pesca.

El responsable de la FAO intervino en un evento paralelo organizado por la Climate and Clean Air Coalition (CCAC-Coalición por el Clima y el Aire Limpio), una asociación voluntaria de 122 miembros entre los que figuran gobiernos, organizaciones intergubernamentales y ONGs comprometidas con la mejora de la calidad del aire y la protección del clima a través de medidas para reducir los contaminantes climáticos de vida corta.

Reducir estos contaminantes climáticos de vida corta -como el metano, los hidrofluorocarbonos y el hollín- pueden suponer hasta 0,9 grados centígrados menos de calentamiento en 2050, lo que supone una contribución importante al objetivo del Acuerdo de París, según la CCAC.

Metano y Mitigación

Casi dos tercios de las familias rurales más pobres crían ganado, del que dependen para su sustento. “Con prácticas mejoradas y respetuosas con el clima, podemos lograr rápidamente cadenas de suministro ganaderas más sostenibles y más ecológicas”, dijo Graziano da Silva.

Reducir las emisiones de metano entérico es una de las estrategias de mitigación del cambio climático más económicas, por lo que vincularla a una mayor productividad y una mejor seguridad alimentaria es una acción lógica y urgente, explicó.

Las prácticas fácilmente disponibles en la alimentación del ganado y el manejo del estiércol, junto con un mejor uso de tecnologías como los generadores de biogás, podrían ayudar al sector ganadero a reducir su producción de GEI hasta en un 30 por ciento, señaló.

Los contaminantes climáticos de vida corta tienen un mayor potencial de calentamiento global, y su reducción tiene un impacto acelerado en comparación con el dióxido de carbono.

Hacer que el sector pecuario sea más ecológico puede generar “beneficios rápidos, al tiempo que contribuye a la adaptación, el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria”, añadió Graziano da Silva, señalando que la FAO y sus socios están listos para ayudar a los países de todo el mundo a alcanzar esos objetivos.

La FAO está trabajando con la CCAC en la reducción de las emisiones de metano entérico en América Latina, Asia meridional y el África subsahariana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *