Noticias Internacionales

El Sistema Lechero Neozelandés atrae a Ganaderos Brasileros

Publicado

en

(2.256 vistas)

sistema_lechero_neozelandes

Con vacas resistentes, fértiles y longevas, Nueva Zelanda tiene una crianza 100% al aire libre y ya ha consolidado su sistema en América del Sur en Chile. En Brasil ya se han iniciado trabajos con la raza Gyr. La fertilidad de las vacas neozelandesas es considerada una de las más altas del mundo.

Nueva Zelanda, el mayor productor y proveedor mundial de leche, está exportando cada vez más su sistema de producción y su genética para América del Sur, incluso hacia el Brasil. Es el extremo sur de Chile, la conocida Región de los Lagos, donde más se pueden encontrar animales con sangre neozelandesa en sudamérica. Para comprobarlo solo hay que ir a la ciudad de Osorno para conocer de cerca las tecnologías y el sistema de producción lechero de Nueva Zelanda que se están aplicando en los campos locales y que luego deben ganar adeptos también en Brasil.

Chile fue el primer blanco sudamericano de Nueva Zelanda en la región para firmar alianzas comerciales en temas agropecuarios. Esto porque el país sudamericano posee características similares a las de la potente ‘isla de la leche’, en Oceanía, principalmente cuando se habla de clima y topografía, además del tipo de suelo.

Entre las directrices del sistema neozelandés están la crianza totalmente al aire libre, el cuidado con la calidad de los pastos, la alta conversión de alimento en leche y los partos estacionales (una vez al año). La raza predominante es la Holstein, también llamada holandesa, pero con algunas características específicas incorporadas después de años de selección genética realizada en Nueva Zelanda. Las vacas no tienen una estatura muy elevada ni son muy pesadas. Nueva Zelanda también selecciona el jersey, cuyo origen es suizo.

Rhianon_Berry_Nueva_Zelandia

Foto. Rhianon Berry, comisaria de negocios de Nueva Zelanda en América Latina

Los animales neozelandeses pesan 100 kilos menos que el promedio para la raza en América Latina, que se sitúa entre 650 y 680 kilos, según expertos consultados. Esto hace que los animales coman menos, pero no significa que produzcan menos leche. Por lo contrario. El agrónomo Claudio Zumelzo, que gestiona un rebaño de 900 vacas en producción, más 480 novillas y 380 terneros, en Osorno, atestigua: «Aquí, la media de producción diaria es de 22 litros por vaca. En total, son de 4 millones a 4,5 millones de litros al año. Todo destinado a la producción de quesos «, afirma. Los animales pastorean en un sistema de piquete en un área de 580 hectáreas. «Estas vacas salen de aquí para el ordeño y sólo regresan a esa área que están ahora dentro de 30 o 40 días», añade. En ese sistema, el pasto queda siempre abundante, garantiza el agrónomo.

hacienda_lechera_nueva_zelandia

Foto. Granja de leche en Nueva Zelanda

Con el clima de la última cosecha, la regeneración del pasto fue extraordinaria y anticipada, cuenta el chileno. «Normalmente, hay una sequía en enero y febrero. Este año, no ocurrió eso y la temperatura bajó a finales de febrero. «Eso hizo que nuestro pasto creciera más rápido en marzo, lo que normalmente ocurre en abril», explica.

Claudio cuenta que el semen importado de Nueva Zelanda llega a Chile a un costo entre 5 mil y 6 mil pesos por dosis (equivalente a USD$ 10) y que las compras ocurren una vez al año. En promedio, los animales en producción están en la tercera o cuarta lactación y, según el agrónomo, la productividad sigue bien hasta la sexta lactancia. Después, la vaca va al engorde, para ser vendida.

La fertilidad de las vacas neozelandesas es considerada una de las más altas del mundo. Como sólo hay un corto período de inseminación, que dura de cuatro a seis semanas, los animales que quedan dentro del sistema son solamente aquellos con alta tasa de preñez. Las vacas vacías se eliminan del sistema. Y, como la crianza es 100% pastoril, el rebaño neozelandés queda totalmente expuesto al clima templado del país, lo que hace a los animales más resistentes y robustos. La fertilidad de las vacas neozelandesas es considerada una de las más altas del mundo.

vacas_neozelandesas_en_Chile

Foto. Claudio Zumelzo junto a las vacas neozelandesas en Chile

Ganado Neozelandés en Brasil

Brasil ya está probando la genética de Nueva Zelanda. Según Cristian Uribe, gerente comercial de CRV en América Latina, las haciendas en Minas Gerais y Goiás actualmente poseen un rebaño con 400 novillas tres cuartos con genética de ese país. «Hemos hecho selección de donantes Gyr, cumpliendo un patrón de animales rectangulares, de 450 kilos, con apertura de pecho y mayor fortaleza. Para la mitad de la sangre, usamos toros de buen tipo holandés y jersey, sin mucha estatura y con mucha fortaleza. En el hijo medio sangre, colocamos toros de Nueva Zelanda para hacer esas tres habitaciones pastoril «, explica Cristian. Él dice que dentro de un año será posible tener resultados específicos de desempeño del animal. La primera medición será con la edad que entrarán en el programa reproductivo, luego cuando estarán preñadas, cuando van a parir y a la edad del primer parto. Se prevé que los animales tres cuartos entren en el sistema con 16 o 18 meses.

Brasil, según Rhianon Berry, comisaria de negocios de Nueva Zelanda, es un mercado importante para el país vender sus tecnologías. «Estamos analizando dónde podemos trabajar y adaptar sistemas de Nueva Zelanda. Hay sectores relevantes en el Sur y Centro-Oeste y también estamos viendo oportunidades en Bahía «, dice.

Leer más
Publicidad
1 comentario

1 comentario

  1. Armando Solano Villa

    08/11/2017 at 3:29 pm

    Muy interesante información sobre evolución de bovinos productores de leche. Preguno¿ que razas o cruces de ellas podemos adaptar al tópico bajo?

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias