Marcelo Rojas C.

Tesis universitarias: Desaprender y Reaprender

Marcelo Rojas C

En el Perú se asiste desde el 2006 al desafío de la Acreditación universitaria, reconfirmada en el 2014 con la nueva Ley universitaria 30220, y donde se rescata a la sustentación de la Tesis en la Licenciatura. La Calidad de la enseñanza aún es tema pendiente en la universidad peruana, y por ende a la formación profesional; y la Tesis es la evidencia del dominio del manejo de los conocimientos que todo egresado de una universidad debe demostrar.

Hay 142 universidades, en un amplio horizonte de diversas peculiaridades académicas: desde las más precarias, hasta las de buen rigor académico. Tal, es la explicación de noticias de actualidad, como la existencia clandestina de Maestrías y Doctorados en siete universidades: http://peru21.pe/actualidad/sunedu-iniciara-proceso-sancionador-universidades-detectar-34-programas-no-autorizados-2289983 (19/07/2017).

En este escenario se encuentra la realidad de las Tesis universitarias (Licenciatura y las de Grado: Maestría y Doctorado); que a tenor de la observación Descriptiva longitudinal retrospectiva de cientos de informes; se encuentra que hay una carencia de la gestión de la redacción científica, especialmente en lo que se atañe a la medición de la variables de investigación: Independiente y Dependiente.

Sirva tal problemática para señalar el objetivo del artículo y, sugerir un esfuerzo de modernización de la comunicación de los conocimientos científicos, a través de un proceso de desaprendizaje y reaprendizaje, del harto y arraigado tradicional estilos o formas usados en la redacción de las Tesis universitarias. Esto es, aprender a desaprender (Fig 1A), para superar las limitaciones y carencias de la comunicación ágil y valida de los conocimientos de la creatividad e innovación, materia de tan importante documento académico.

La Operacionalizacion de las variables de investigación, a través de la ya vigente Era hibrida, o coexistencia de las inteligencias humana y artificial (Fig 2B); plantea el uso de métodos adecuados, eficaces y prácticos; tal como se presenta en el sector B del Cuadro1, que es el detalle de la Operatividad teórica, del sector A.
Desafortunadamente, y contraria a tal simplificación, se usan matrices confusas y complejas, como la del Cuadro 2, usada en Protocolos de investigación de Post Grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *