Noticias Nacionales

El Mal Momento con Sabor a Soya de la Industria Láctea Peruana

Publicado

en

(1.754 vistas)

 

leche en porongo
Según datos de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES), que el Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú (INEI) emite de forma continua, la sociedad peruana está descuidando la alimentación de sus niños, teniendo como resultado altas prevalencias de “anemia infantil”. Según estas cifras el 43,6% de niños peruanos entre 6 y 35 meses de edad tuvo anemia el 2016, siendo mayor la incidencia en el área rural (53,4%) que en el área urbana (39,9%) y lo más preocupante es que este cuadro va en aumento en 2,0 puntos porcentuales con respecto al 2015. Los valores más preocupantes se registran en niños de Puno (75,9%), Loreto (60,7%), Pasco (60,6%), Huancavelica (58,1%) y Ucayali (57,1%). Estas cifras e información son manejadas todos los años por el Estado Peruano.

Sin duda la leche, forma parte de la canasta básica de los peruanos y su consumo debería tener un papel más importante para la alimentación infantil. Pese a esto, el Estado no le da importancia al llamado que desde hace muchos años hacen los productores ganaderos de las diferentes regiones del país, quienes denuncian que se eliminen prácticas inadecuadas de parte de los industriales como la prohibición de la importación de leche en polvo con fines de recombinación y venta de esta, la cual consideran tiene valor nutricional “0” y que solo contribuye a fortalecer el monopolio de las grandes empresas lácteas en Perú en perjuicio de los pequeños ganaderos; quienes buscan el desarrollo y sostenibilidad del sector y sobre todo promover el “consumo de la leche fresca”, para así combatir la desnutrición infantil.

Sin embargo, los hechos indican que se tuvo que esperar a que un país muy estricto con sus normativas alimentarias como Panamá se pronuncie y suspenda la comercialización y venta de los productos “Pura Vida” del Grupo Gloria por tener soya en su composición, para que nuestras autoridades recién reaccionen y se pronuncien sobre el tema.

Todo ello inició cuando la Asociación de Ganaderos de Panamá denunció que Pura Vida no era leche, como se estuvo comercializado. La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA) afirmó que Pura Vida tiene otros elementos que la componen, motivo por el cual no puede ser denominada como leche evaporada. Por ello el gobierno suspendió la importación del producto del Grupo Gloria.

Este hecho definitivamente hace que el consumidor entre en confusión y pueda pensar que dicho producto que compra sea “leche” la cual debe tener proteínas y minerales que alimentan a todas las familias, haciendo caer en un error tan grande y pudiendo tener un resultado como la mala nutrición de quienes la consumen, ya que la “leche” es un alimento muy importante de la canasta básica familiar de los peruanos.

¿Qué es la leche?

Es importante saber que el nombre de “leche” solo puede ser aplicado en aquel producto líquido secretado por las glándulas mamarias de animales mamíferos, para alimentar a sus crías y que está constituida por: caseína, lactosa, sales inorgánicas, glóbulos de grasa suspendidos y otras sustancias; especialmente la que producen las vacas, que sirve como alimento y de la cual se obtiene, además, queso, yogur, mantequilla y otros derivados.

Desde que el norteamericano Gail Borden, inventó el proceso industrial de evaporación en 1856, se han fabricado leche evaporada (con 67% menos de agua), leche condensada (mucha menos agua y azúcar) y leche en polvo.

La leche evaporada es sometida a altas temperaturas donde las vitaminas y minerales disminuyen ya que estás son procesadas para que se puedan comercializar y tengan larga duración, lo cual implica que no tenga el mismo valor nutricional de la leche fresca. En el caso de “Pura Vida”, el consumidor no encuentra leche evaporada, sino también saborizantes y extractos de soya (mal llamados “leche”), lo cual ha constituido a todas luces un engaño frente al consumidor.

Concentración del Mercado en el Perú

Perú se caracteriza por operar con una elevada concentración de empresas lácteas, ya que tres de estas abastecen más del 90% del mercado; son Gloria, Nestlé y Laive, mientras que el 10 % está conformado por productores artesanales, quienes son los más pobres y golpeados por la industria.

Estas tres empresas mantienen una intensa competencia entre ellas y ofrecen una importante variedad de productos, con una gama cada vez más amplia y con novedosas presentaciones en cada caso”. Sin embargo, como también ha quedado demostrado comercializan productos con ingredientes de origen vegetal con el nombre de ‘leche’, lo cual resulta indebido ya que no cumplen con el concepto normativo y nutricional.

Hoy vemos que las autoridades recién se pronuncian, luego del pronunciamiento de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios – ASPEC- son cinco denuncias que se interpuso ante el INDECOPI por violación de las normas del Código de Protección y Defensa del Consumidor, el Codex Alimentarius y las Normas Técnicas Peruanas. Dichas denuncias se producen contra las empresas GLORIA S.A. y NESTLÉ S.A. que vienen comercializando durante muchos años diversas marcas bajo la denominación de “Leche evaporada” sin cumplir con la normativa vigente para ser consideradas como tales.

Se felicita la iniciativa, pero también se deja en claro que hace mucho tiempo se debieron tomar estas medidas ya que lo que pasó representa un perjuicio a la alimentación de las familias de nuestro país y a la confianza del consumidor, a las que se les vendió un producto que no es “leche”. Se esperan que estas medidas sean más rigurosas hacia las industrias lácteas en el país, ya que estas empresas deberían preocuparse por comercializar productos de gran valor nutricional y no solo lucrar con el pueblo.

No se trata de solo eliminar “vaquitas” de las etiquetas, sino de que en el Perú se genere una legislación férrea contra las malas prácticas industriales que perjudican a los productores lecheros y también al consumidor final.

Leer más
Publicidad
2 comentarios

2 Comments

  1. Ricardo Gonzalez Rosell

    10/06/2017 at 9:07 am

    Hace mucho tiempo que las autoridades no solo han permitido que estas empresas realicen prácticas inadecuadas sino que han destruido el trabajo de cientos de medianos y pequeños ganaderos que ya habían logrado excelentes estandares de calidad de la leche y muy buen nivel genético, dandole la espalda al productor nacional en favor de estas tres empresas. Si realmente el Gobierno Nacional quiere impulsar nuestra ganadería les aseguro que los beneficios van a ser enormes para el desarrollo nacional tanto en la salud como en la economía de nuestra patria.

  2. Raúl Zárate

    01/07/2017 at 2:38 pm

    ADEMÁS DE LO YA DICHO, ES PRECISO ANOTAR QUE ESTE GOBIERNO POR INTERMEDIO DEL MINISTRO DE AGRICULTURA DICE QUE YA ESTÁ APLICANDO UN PLAN DE DESARROLLO DE LA GANADERÍA POR MEDIO DE SU NUEVA DIRECCIÓN GENERAL DE GANADERÍA. PERO LO CIERTO ES QUE TAN SOLO SON PALABRAS Y MÁS PALABRAS PERO LA REALIDAD SIGUE TAN IGUAL QUE CON LOS GOBIERNOS ANTERIORES QUE DAN TODAS LAS FACILIDADES PARA LAS LAS EMPRESAS LÁCTEAS COMO GLORIA, LAIVE Y NESTLE Y PARA LOS GANADEROS NADA. esto es muy malo para el desarrollo nacional del agro.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias