Noticias Internacionales

Ganadería: Manejo Racional no Contamina el Medio Ambiente

Publicado

en

(3.205 vistas)

ganaderia_no_contamina_medio_ambiente

Con el Pastoreo Racional Voisin (PRV), los pastos atrapan a diario una gran cantidad de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, formando ácido de carbono que se degrada en materia orgánica (MO), con fines de descontaminar el medio ambiente. Por lo tanto no es verdad que las vacas sometidas a un buen manejo racional de los pastos incrementan el efecto de invernadero en los países tropicales, en razón de que el periodo de fotosíntesis es permanente los 365 días del año. Este sistema constituye un método de manejo de los pastos de forma más moderno, más eficiente y más económico, con fines de generar ganancia a los productores de leche y carne.

Es muy importante que los animales se cambien diariamente de potrero, por lo que debemos ajustar el tamaño de los potreros de acuerdo al número de animales por grupo. En las zonas con una buena pluviometría como Bonao, Cotuí y Monte Plata pueden pastorear diariamente 100 vacas en producción de leche en potreros de 15 tareas bien empastadas. Aunque esto depende de muchos factores, si multiplicamos las 15 tareas por 28 potreros nos daría 420 tareas. Es de mucho interés que las vacas entren a cada potrero cuando los pastos estén en su punto óptimo de nutrientes (antes de la floración) y reciben pastos y leguminosas a mediodía.

Si al PRV le agregamos el Sistema de Silvopastoreo Intensivo (SSPI), que consiste en 3 capas, como son gramíneas, arbustos (como la leucaena y titonia) y árboles (como el samán, piñón y cambrón) entonces nos permite tener una alta carga animal por área (de 4 vacas por hectárea) cuando el promedio nacional es de menos de 2 vacas por hectárea. Esto indica que con estos sistemas bien administrados se produce como mínimo 3 veces más leche y carne que con sistema de pastoreo extensivo. En varias investigaciones realizadas en Australia y Colombia se ha demostrado que cuando los animales consumen pastos de calidad y leguminosas, estos pueden reducir la producción de metano (CH4) entre un 60 y hasta un 75%.

Con los sistemas de PRV y SSPI bien manejados se produce una alta tasa de secuestro de carbono diariamente, en otras palabras se está descontaminando el medio ambiente. Entonces no es verdad que la ganadería con estos sistemas se encarga de producir de un 15 a un 20% del dióxido de carbono mundial, que contribuye con los gases de efecto de invernadero. Los ganaderos que tratamos de desarrollar una ganadería amigable con el medio ambiente, nos corresponde revertir la falsa satanización que se le atribuye a los rumiantes.

El uso de estos sistemas se complementa con muy poco uso de abonos químicos, sobre todo los que tienen sulfato de amonio, tampoco se usan los pesticidas e insecticidas, porque eliminan las lombrices, encargadas estas de la porosidad y la aireación de los suelos. Por otro lado, no se deben usar las ivermectinas, que se encargan de eliminar los escarabajos que se encargan de incorporar las heces de las vacas con fines de enriquecer los suelos y aumentar la permeabilidad de estos, para aumentar la absorción del agua por las plantas.

La rotación diaria o interdiaria de los potreros produce una gran cantidad de heces, orina, hojas y pajas, sobre todo con los 2 sistemas integrados (PRV y SSPI), lo que trae como consecuencia significativo incremento del pH y de la calidad de los suelos, en razón de que aportan una gran cantidad de materia orgánica (MO). Australia es líder mundial en silvopastoreo, con más de 250 hectáreas y obteniendo una ganancia de peso en novillos de hasta 800 gramos diariamente, sin el uso de concentrados. Esta es una de las razones de por qué este país se ha convertido en uno de los mayores exportadores de carne en el mundo, con bajo costo de producción, y sobre todo que es una carne más saludable.

Establecer un sistema de silvopastoreo requiere alrededor de 18 meses y ver los resultados positivos con relación al incremento significativo de la producción de leche y carne, toma de 6 a 12 meses más, razón por la cual sugerimos establecer un banco de leguminosas para las vacas en producción y de esa forma podemos revertir la baja producción de leche y carne en corto tiempo. Si a esto le agregamos la siembra de maíz, sorgo y caña de azúcar y aplicamos la técnica de ensilaje y henificación con los técnicos de Megaleche, bajamos considerablemente los costos y mejoramos la producción y la rentabilidad. Para lograr estos objetivos, deben participar el Gobierno, las instituciones agropecuarias, las federaciones y las cooperativas de productores.

El cambio climático y el calentamiento global debería ser una gran preocupación de todos, en vista de que en los últimos años en todos los países del mundo las pérdidas de vida y sobre todo económicas por el efecto de las tormentas, huracanes y sequía, ni siquiera los expertos en la materia lo han podido cuantificar. El cambio climático se le atribuye en gran parte a las malas prácticas de los humanos que altera la composición de la atmósfera mundial.

Los dominicanos que adoramos nuestra nación y que estamos conscientes de que las nuevas generaciones se merecen un mejor país, estamos en el deber de apoyar todas las medidas que tome el Ministerio de Medio Ambiente, con el Dr. Francisco Domínguez Brito a la cabeza, para evitar que se continúe matando la madre tierra, con la deforestación de los nacimientos de las aguas, la extracción de materiales y la contaminación de los ríos, arroyos y lagunas; además entre todos debemos hacer una gran reforestación a nivel nacional.

Leer más
Publicidad
2 comentarios

2 Comments

  1. Marcelo Rojas Cairampoma

    08/02/2017 at 6:23 am

    Excelente y básica teoría: ¡Optimo aprovechamiento de los nutrientes, y supresión de la ingesta de forraje lignificado, que es la fuente del gas de efecto invernadero (metano)!. Ojalá se internalice en la academia de las universidades negocio.

  2. Milton choton

    06/03/2017 at 12:27 pm

    Sabemos la necesidad de proteger a la madre tierra pero también es cierto que no debemos satanizar al ganado vacuno; es una obligación y un deber de todas las personas de disminuir la contaminación así como los GEI; se hace un llamado a los académicos para empoderar a los nuevos profesionales a poner en practica sistemas de alimentación sencillos pero efectivos «La pólvora ya esta descubierta»

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias