Noticias Nacionales

Senasa Intensifica Acciones de Prevención y Control de Rabia en Apurímac

Vacunación_prevencion_ganada_Apurimac

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, realiza la vacunación antirrábica al ganado, la captura y control poblacional de murciélagos hematófagos, el desarrollo de charlas a la población y la permanente vigilancia epidemiológica, a fin de prevenir y controlar la rabia en las provincias apurimeñas de Abancay, Andahuaylas, Aymaraes, Cotabambas, Chicheros y Grau.

De enero a julio del 2016, el Senasa Apurímac vacunó a 29 mil 486 cabezas de ganado bovino y complementó estas acciones con la capacitación a 638 personas, entre productores, brigadistas y técnicos.

También se ejecutaron 55 campañas de control poblacional de murciélagos hematófagos y paralelamente se ha levantado información actualizada sobre el índice de mordeduras de murciélagos en predios y la ubicación de refugios, especialmente en las zonas rurales.

En la ejecución de las acciones de captura – control poblacional de murciélagos hematófagos, es importante la participación de las brigadas conformadas por autoridades locales, líderes comunales y productores, quienes deben contar con la vacuna antirrábica pre exposición aplicada por el sector salud para recibir una red para la captura de murciélagos, guantes de cuero y vampiricida.

Es necesario precisar que para dar sostenibilidad a las acciones de vigilancia, prevención y control continuo que se ejecuta en la región Apurímac, es clave la participación de los productores, a quienes se les invoca a dar aviso inmediato al Senasa o a las Agencias Agrarias ante la sospecha de rabia en su ganado.

La Rabia es una enfermedad viral altamente mortal que se presenta en los herbívoros, principalmente bovinos. Esta enfermedad es transmitida por murciélagos hematófagos, que se alimentan exclusivamente de sangre, tanto de animales domésticos como silvestres, y el ser humano puede infectarse al tener contacto directo con tejido nervioso del animal infectado, saliva, o ser mordido por un murciélago hematófago infectado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *