Noticias, Noticias Internacionales

Productores Lecheros de Cochabamba Quieren Entrar a Competir en el Mercado Boliviano

Con 50 años de experiencia en la activad y la propiedad total tanto del ganado mejorado como de la materia prima, los productores lecheros del departamento de Cochabamba en Bolivia, no han podido romper la dependencia económica de PIL Andina, planta que compra casi un 75 por ciento de su producción, y empezar a procesar ellos mismos su leche.

Todas las iniciativas productivas que en los últimos 15 años se dieron a nivel de pequeños productores, emprendimientos privados, iniciativas municipales e incluso proyectos estatales no prosperaron debido a que la capacidad de procesamiento no llegaba a los 30 mil litros de leche al día durante todo el año, explica Juan Carlos Irahola, presidente de la Asociación Departamental de Productores Lecheros de Cochabamba (Adeplec).

Sin embargo, ahora los productores proponen una alianza estratégica al Gobierno con el propósito de instalar una moderna planta capaz de procesar un promedio de 100 mil litros día para obtener leche fluida, yogur, queso, mantequilla y leche en polvo, durante los 365 días del año, y así poder ingresar al mercado y competir.

El acuerdo permitiría, al mismo tiempo, flexibilizar o adecuar a las características productivas de los micros y pequeños productores lecheros a las condiciones o requisitos que deben cumplir para acceder a los créditos que dispone el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), dice Irahola.

“Nuestro aporte a la alianza estratégica sería la experiencia que tenemos en el rubro lechero, el abastecimiento regular y continuo de materia prima, el mejoramiento del hato ganadero, las aproximadamente 4 mil hectáreas de cultivos forrajeros que tenemos. Mientras que la contraparte del Gobierno es el financiamiento para construir la moderna planta, la adquisición de un moderno deshidratador para la producción de leche en polvo y una flexibilización de los créditos otorgados por el BDP para mejorar nuestra producción”, añade.

En su criterio, los principales mercados para la producción láctea de la alianza estratégica serían los programas municipales de desayuno escolar, el programa de subsidio de lactancia y mercados extranjeros para leche en polvo.

Producción

Actualmente, los aproximadamente 5.200 productores asentados en la cuenca lechera de Cochabamba producen alrededor de 290 mil litros al día de leche cruda, de los cuales 220 mil litros procesa PIL Andina en su planta del kilómetro 10 y medio a Quillacollo y apenas 70 mil litros otras nueve pequeñas plantas privadas.

La planta de ILVA, ubicada en el valle alto procesa 22 mil litros día; Hacienda Pairumani en el valle bajo, 5 mil litros; Bakita, 1.500 litros; Haas, 1.500 litros; la Facultad de Agronomía de la Universidad San Simón, 800 litros; Vigor, 2.500 litros, La Angostura, 4 mil litros; Prolem de Azirumarca, zona Sur, 20 mil litros; la estatal Lácteosbol, 18 mil litros; y el resto va a pequeñas plantas familiares asentadas en las ciudades de Quillacollo, Cochabamba, Sacaba y Punata.

Las nueve plantas pequeñas en conjunto llegan a procesar apenas 65.300 litros día en temporadas de alta demanda, es decir un 29,68 por ciento de los 220 mil litros que todos los días transforma PIL Andina en más de 270 ítems de productos lácteos.

Tecnología

Debilidad de las plantas procesadoras

“Desde la privatización de la Planta Industrializadora de Leche, sucedida el año 1996, lamentablemente no se ha instalado otra planta, ni constituido una empresa con capacidad de procesar un mínimo de 30 mil litros día capaz de hacerle frente a PIL Andina”, dice Juan Carlos Irahola, presidente de la Asociación Departamental de Productores Lecheros de Cochabamba (Adeplec).

Acotó que ninguna de las nueve plantas pequeñas privadas cuenta con una deshidratadora o secadora de leche, tecnología que permite producir leche en polvo con materia prima excedente, que por diferentes motivos queda al margen del proceso productivo.

La única planta que cuenta con una deshidratador moderno es la del PIL Andina, que tiene capacidad de obtener grandes volúmenes de leche en polvo, que en gran porcentaje está destinada a la exportación a ciudades del sur peruano. Un 20 por ciento está destinado a cubrir el requerimiento del mercado nacional, particularmente del programa nacional de lactancia.

El 100 por ciento de la producción láctea de las nueve plantas pequeñas, que comprende leche fluida entera, yogures saborizados, quesos y dulces de leche, se comercializa en los mercados de la ciudad y tiendas de barrios y supermercados. Algunas plantas como La Tamborada, La Hacienda e Industrias Tecnal cerraron operaciones debido a que fueron absorbidas por la competencia.

PIL ANDINA

200 MIL TM EN PRODUCTOS

Con el acopio diario de 220 mil litros de leche cruda, la empresa PIL Andina SA produce en el complejo industrial del kilómetro 10 y medio a Quillacollo un promedio anual 200 mil toneladas métricas (TM) de productos variados, que van desde leche entera pasteurizada de larga duración (UHD) y leche en polvo instantánea, leche evaporada entera, hasta una amplia gama de derivados como yogures, quesos, mantequillas, cremas, jugos lácteos e incluso productos no lácteos como jugos de frutas saborizados, margarinas, agua de mesa y productos elaborados a base de soya.

ANÁLISIS

“Es necesario un mayor espíritu emprendedor”

Rodrigo Paniagua, Director ejecutivo del Consejo de Competitividad

El departamento de Cochabamba, al ser considerado en diversos estudios como el principal productor de leche de Bolivia, se ha beneficiado en el pasado con emprendimientos estatales para fomentar la actividad económica como la Planta Industrializadora de Leche (PIL), que en la actualidad tiene carácter privado y representa el principal punto de venta de la leche que los productores regionales tienen, es decir su principal mercado.

Esta realidad ha provocado que diversas asociaciones de lecheros, en diversas ocasiones, busquen nuevos puntos de venta para mejorar sus ingresos y diversificar sus entregas, siempre en un ambiente competitivo, identificándose en las últimas dos décadas emprendimientos en el procesamiento de la leche a partir de algunos de sus derivados, como es el queso y el yogur, pero todavía en pequeña escala en comparación con la producción total de la PIL.

Se puede indicar también que el pasado año el Gobierno Nacional ha impulsado la empresa Lácteosbol en el trópico de Cochabamba, que busca fomentar la producción y el consumo de leche a nivel nacional, pero con efectos todavía reducidos o nulos sobre los productores de leche de los valles cochabambinos, principalmente por la distancia que tendrían que cubrir para entregar su producto.

En este sentido, la problemática que se vive y que está afectando a miles de familias tradicionalmente productoras de leche de los valles cochabambinos, se puede atribuir en parte a la poca dinámica lograda tanto por los oferentes como por los demandantes de la leche y sus derivados.

En consecuencia se debiera esperar un mayor espíritu emprendedor por parte de los ofertantes de leche en la búsqueda de nuevos mercados, lo que en general representaría a mediano plazo mejores ingresos para las familias productoras y esperemos también mayores volúmenes de producción de la leche, que sean acordes a una esperado incremento de la demanda del alimento.

 

Fuente: Los Tiempos

 

2 comentarios en “Productores Lecheros de Cochabamba Quieren Entrar a Competir en el Mercado Boliviano

Deja un comentario