Noticias, Noticias Internacionales

Cuba Busca Garantizar Base Alimentaria de su Ganadería con Caña de Azúcar

El uso de la caña de azúcar y sus derivados es hoy en Cuba un elemento fundamental para garantizar el desarrollo de la masa ganadera del país, que se recupera gradualmente en los últimos años.

En esta nación se lleva a cabo un gran esfuerzo para aumentar la producción de carne de res, lo cual no se alcanza de hoy para mañana. Con anterioridad, en la década de los 80 del pasado siglo, se plantaban anualmente unas 270 mil hectáreas de esa gramínea y otras destinadas como forraje, para cuyo fomento se contaba con suficientes cantidades de fertilizantes y otros productos.

El desarrollo ganadero estaba basado en la cría intensiva que requería grandes insumos de nutrientes importados.

Al sobrevenir la crisis económica que dio lugar a las condiciones del llamado período especial, tras la desaparición de los países socialistas de Europa del Este y de la Unión Soviética, socios comerciales tradicionales del archipiélago, aquellas posibilidades se perdieron y hubo prácticamente que recomenzar.

El advenimiento de esa situación y las limitaciones económicas aún vigentes determinaron el desmontaje del complejo y costoso sistema de entonces, modificar la mentalidad de trabajo e ir al rescate de métodos tradicionales.

También a la búsqueda de soluciones locales en pequeña escala, donde el capital humano fuera el factor determinante con su sabiduría e inteligencia.

Al calor de la recuperación económica de los últimos años, la agricultura cubana trabaja para que las 18 mil unidades pecuarias existentes dispongan de alimento suficiente para el desarrollo de la masa ganadera.

El viceministro de Agricultura Joaquín Lezcano informó que cerca de 11 mil productores en el país atienden hoy más de 90 mil animales incorporados a la ceba, en particular a partir de caña, king grass y otros pastos.

Esta es la primera fase de una misión que tiene entre sus principales objetivos sustituir importaciones y sentar bases para nuevos empeños, a fin de elevar la alimentación de la población.

La caña como alimento

Según expertos en la esfera, la ganadería es una cadena en la cual el eslabón fundamental es, precisamente, el de la disponibilidad de nutrientes, de los que depende la producción de leche y de carne.

Es por ello que se fomentan en el país más de 30 fincas para certificar semillas y asegurar las plantaciones requeridas dirigidas a la alimentación animal.

Se han identificado unas 20 variedades de caña de azúcar con cualidades forrajeras, es decir que tengan digestibilidad para ser asimilables por el ganado.

En la isla existen experiencias anteriores sobre las posibilidades de la gramínea con ese fin, y de su capacidad y utilidad para asegurar nutrientes en el período de seca.

Se trata de sembrar alimentos a nivel de unidades productivas, como vaquerías, y lograr la ceba intensiva en pequeña escala.

Asimismo, son reactivadas o remodeladas fábricas productoras de nutrientes, entre ellas las del Ministerio del Azúcar, dedicadas a la elaboración de levadura torula, y de alimentos sobre la base del aprovechamiento de los residuos de la cosecha de esa planta.

Se puede afirmar que la caña de azúcar ofrece grandes posibilidades para ser utilizada como forraje verde en la alimentación de rumiantes, y su cosecha corresponde con el período menos lluvioso, además de su gran adaptabilidad a distintas condiciones edafoclimáticas del país.

Esa planta supera a todas las forrajeras conocidas en producción de materia seca y energía metabolizable por hectárea.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se trata del captador vivo de energía solar más eficiente, que almacena en una enorme cantidad de biomasa en forma de fibra y azucares fermentables.

Se afirma que existen las bases biológicas para poder confiar en ese cultivo como reemplazo de los cereales en sistemas intensivos para las principales especies animales.

Su empleo en sistemas de producción pecuaria ofrece una alternativa a su conversión en azúcar para el consumo humano.

De acuerdo con especialistas en ese cultivo, resultados en el uso del jugo de caña en la alimentación de cerdos, de gallinas y de bovinos, son iguales, desde el punto de vista biológico, que aquellos obtenidos con dietas en base a granos de cereales.

La fibra residual (el bagazo), después de ser predigerida, soporta niveles de comportamiento en rumiantes que son similares a los de cereales sometidos a sistema de predigestión.

Se afirma que con un nivel medio de producción de caña en una hectárea se puede engordar a 40 cerdos y 10 novillas.

Estas potencialidades de ese cultivo lo sitúan como elemento sustancial en la estrategia actual de desarrollo en las condiciones del país.

La caña de azúcar es la planta que más eficientemente transforma en biomasa los elementos naturales del trópico, con rendimientos de ésta por unidades de tiempo y de superficie, que superan cualquier cultivo del mundo.

El azúcar representa el 10 por ciento del contenido de esa gramínea, mientras que el resto, o sea, los subproductos de la cosecha y de la industria, constituyen las cantidades de mayor magnitud.

Una hectárea de caña por año con rendimiento medio es capaz de aportar 100 toneladas de materia verde, más del doble que la mayoría de las otras plantas.

El programa concebido para el desarrollo de la masa vacuna incluye, en primer lugar, la transformación de la base de pastos y forrajes, el empleo de piensos suplementarios y de las técnicas más adelantadas de la genética y la reproducción.

Comprende, además, aspectos como la infraestructura tecnológica, el uso de la ciencia y la técnica, la innovación, y todo lo relacionado con la salud animal.

Ante la carestía de los fertilizantes y otros productos cuyo precio internacional es elevado y crece cada vez más, se buscan soluciones alternativas, tanto de abonos como de alimentos, y el rescate de las experiencias que han sido útiles en la esfera.

Gracias a estas y otras medidas en los últimos años se aprecian mejoras en el desarrollo y aumento de la masa ganadera.

Por ejemplo, en 2007 esta creció un dos por ciento, un 2,7 al año siguiente mientras que en el actual se aspira a alcanzar un tres por ciento.

Para las autoridades en la esfera, el secreto en el desarrollo ganadero está es asegurar la base alimentaria – que no hay que buscarla en el exterior, sino que está en este país-, la preparación y capacitación del personal, la aplicación consecuente de las experiencias y nuevas ideas, y en no retroceder en nada de lo que se viene logrando.

También la producción de leche aumenta en la isla de año en año, y ya 62 municipios aplican la experiencia de su distribución directa a los consumidores. Esta ha demostrado que se puede sembrar alimentos a nivel de vaquerías y otras pequeñas unidades productivas, y que la alimentación del ganado no hay que buscarla afuera ni esperar por ella.

 

Fuente: Prensa Latina

 

1 comentario en “Cuba Busca Garantizar Base Alimentaria de su Ganadería con Caña de Azúcar

  1. como una persona estudiante de medicina beterinaria me encantan todos esto tipos de deribado de la caña de azucar para aumentar la produccion ganadera esperare paso par engordar toretes gracias

Deja un comentario