Artículos

Sistemas de Producción Bubalinos en la Orinoquia y la Amazonía Colombiana

Resultan necesarios realizar estudios y aplicación de sistemas silvopastoriles en ganadería bufalina extensiva, programas forestales con pastoreo, cercos vivos, corredores biológicos y sombríos. Los sistemas bufalinos intensivos, con bancos de proteína también son indispensables.

Edgar A. Torres Gómez. Zoot. Universidad Nacional de Colombia, MSc. ISCAH de Cuba

Técnico Asobúfalos A.C.B., Asesor – Consultor de A.C.A y Ecoproduccion, estedgar@hotmail.com

 

Resumen

El artículo presenta una visión de la actualidad y proyección. Población y distribución de hatos, de las explotaciones bubalinas localizadas, en los departamentos que componen la región Oriental de Colombia, busca dar una visión macro del comportamiento productivo, de esta especie en la zona. Se mencionan principios y fundamentos en el desarrollo de núcleos bubalinos productivos, con un enfoque técnico. Se identifica la carencia de estudios sobre la explotación de este recurso animal, en condiciones propias de la Orinoquia y Amazonia Colombianas. Gracias a los proyectos y programas de instituciones gremiales, estatales y privadas, se observa un gran potencial para el Búfalo en el contexto regional y nacional.

Palabras clave: Búfalos. Llanos orientales. Manejo. Multipropósito.

Abstract

The article presents a vision of the present time and projection. Population and distribution of clusters, of the exploitations located Bubalinas, in the departments that compose the Oriental region of Colombia, look for to give a vision macro of the productive behavior, of this species in the area. Principles and foundations are mentioned in the development of nuclei productive bubalinos, with a technical focus. The lack of studies is identified on the exploitation of this animal resource, in conditions characteristic of the Colombian, Orinoquia and Amazonia. Thanks to the projects and programs of union, state and private institutions, a great potential is observed for the Buffalo in the regional and national context.

key Words: Buffalos. Oriental plains. Handling. Multi purpose.

 

Introducción

La región de los llanos orientales colombianos, en conjunto con la amazonia, constituye más de la mitad del territorio nacional con un 57 % de su extensión. Hoy día es habitado por poco menos del 8 % de la población del país. Estos habitantes, productores agropecuarios en su mayoría, han observado la potencialidad que posee la región, un viable acierto, lento, pero persistente y continuo sumario, de integración social y económica con el resto del país. Esta zona ha demostrado, que por sus condiciones agro-biológicas, posee gran potencial en la cría del búfalo. Dentro de esta región se encuentran un número interesante de productores bufalinos, que vienen desarrollando esta especie desde 1970, para la amazonia, derivado del traslado de ejemplares, a Guainía. Y en 1988, como producto de la primera diseminación, realizada por el fondo ganadero de Caldas y Risaralda, en la Orinoquia, en territorio del Casanare. Concurriendo estos semovientes, en el semillero de los búfalos, para los Llanos Orientales. Estos productores en gran parte, han llevado sus explotaciones bajo un sistema de ganadería vacuna, con un manejo, no acorde a la etiología y parámetros de la especie, los cuales involucran el desconocimiento de aspectos de importancia económica del búfalo como lo son:

1. Potencial multipropósito de la especie (leche, carne y fuerza de trabajo).

2. Canales de comercialización de semovientes y productos.

3. Elaboración de productos derivados de la especie.

4. Registros productivos y genealógicos.

5. Manejo de Hatos Productivos.

Debido a los puntos expuestos, la ganadería bubalina llanera, no posee el desarrollo que esta presenta en otras regiones como Valle del Magdalena y Costa Atlántica.

Dentro de la problemática general, es fácil encontrar hatos, donde no se han realizado practicas de manejo y sanitarias adecuadas. Es por esta razón que han perdido su condición de mansedumbre y sus cualidades productivas, para convertirse en falsas enunciaciones de la especie, donde en muchos casos, el mensaje se exagera y se deforma.

Actualmente se encuentra ingresando, un interesante número de cabezas bufalinas, provenientes de rebaños, con origen nacional y extranjero. En los hatos de la región se encuentran diferentes grados de tecnificación. Bufaleras que se originaron a partir del obsequio de una pareja de animales, en este caso, han crecido sus inventarios sin ningún acompañamiento en manejo y las de cría a partir de modelos productivos, orientados por asesoria profesional.

 

Sistemas de Producción del Búfalo en Orinoquia y Amazonia

Para identificar el manejo del búfalo en la región Oriental del país es importante conocer el contexto Ambiental y Socio Económico que lo conforma.

La ganadería es la actividad que ocupa la mayor parte de la frontera agropecuaria de Colombia, 35.5 millones de hectáreas aproximadamente, con tendencia creciente a expensas de los bosques y la agricultura. El inventario bovino y bufalino es incierto, se calcula en 26 millones de cabezas, para los primeros y 45 mil bufalinos, según reportes de vacunacion1. La ganadería aporta el 44.6% del PIB pecuario y 9.2% del PIB Nacional. De estos índices la ganadería de los Llanos Orientales y Amazonia ocupa un importante reglon en la producción y comercialización de carne, leche y cría. Diferentes productores de esta región han ensayado con razas y sus cruces, buscando la forma de adaptar estos al medio, otros han tomado al búfalo observando, comparando y adoptándolo. Especie que los técnicos evaluamos en las características de importancia económica. Enunciamos su longevidad, buenas tasas de reproducción, la gran capacidad de conversión de forrajes o alimentos ricos en fibra, en mayores porcentajes de leche o carne. Las características anatómicas y fisiológicas, propias de la especie, un rumen con ph bajo, mayor población bacteriana por mm³, circulación lenta del bolo y mayor capacidad en ingesta de materia seca.

La digestibilidad que logran en función de una flora ruminal rica en protozoos, bacterias, hongos y levaduras altamente especializadas en desdoblar lignina, celulosa y hemicelulosa. Hay que tener en cuenta que esta es una especie de origen tropical y por tal razón, se encuentra más adaptada a nuestro medio. Adicionalmente en condiciones de inundación, pueden aprovechar mejor los recursos alimenticios, considerando que en cuanto a calidad y disponibilidad, estos se hallan en sitios inasequibles para el vacuno, más no para el búfalo. Este punto de vista es clave en la concepción de programas de fomento en Colombia, según el IGAC y el ICA en su mapa Agro ecológico, existen tres zonas de gran importancia por ser potenciales áreas para el fomento y la explotación del búfalo, estas son: la zona de planicies aluviales y de inundación, planas o planos cóncavos, mal drenados, ubicadas en la región andina y caribe en una extensión de 2.292.450 Has; la planicie aluvial de desborde, plano cóncavo, mal drenada en la Orinoquia, siendo su área estimada de 1.089.500 Has; áreas de valles aluviales planos, mal drenados, de inundación periódica ubicadas en la Orinoquia, Amazonía y Andes Pacífico con cobertura sobre 7.327.150 Has. Estas áreas agro ecológicas se hallan en piso térmico calido, provincias húmedas y prehúmedas.

Analizando el marco ambiental de la región oriental, el búfalo encuentra en estas zonas, condiciones optimas para su explotación y desarrollo, bajo un manejo acorde a la especie². La formación vegetal para la Orinoquia es Bosque seco tropical (bs-T) en las sabanas, bosque húmedo tropical (bh-T) para el piedemonte llanero y hoyas de los ríos Guaviare e Irínida. La Amazonia presenta bosque muy húmedo tropical (bmh-T) para el piedemonte de la vertiente oriental de la cordillera Oriental y llanura contigua, bosque húmedo tropical (bh-T) hoyas ríos Caquetá, Putumayo y Amazonas, bosque húmedo transición a bosque muy húmedo tropical (bh / bmh-T) ubicada entre el Amazonas y los Llanos Orientales, bosque pluvial premontano (bp-PM) pie montano en la vertiente oriental de la cordillera O. bosque pluvial montano bajo (bp – MB) vertiente oriental de la cordillera Oriental hacia los Llanos Orientales y la Amazonia.

La vegetación predominante, es de sabana surcada, la vegetación nativa comprende, en su mayor parte gramíneas de escaso valor nutritivo, especies como guaratara (Axonopus purpusii), paja peluda (Trachipogon vestitus), pasto negro (Paspalum plicatum) en mayor proporción. Otras gramíneas presentes incluyen, paja de sabana (Scleria histella), rabo de zorro (Andropogon bicornis) y cabeza de indio (Andropogon selloaus). Especies herbáceas como dormilona (Mimosa somnians), leguminas flor amarilla (Cassia culeata) y venturosa (Lantana sp.). Especies leñosas, arbustos individuales o agrupados, como chaparro manteco (Byrsonima crassifolia), chaparro (Curatella americana), guayabo sabanero (Psidium sp.), eventualmente palmas. En Sabanas bajas Se caracterizan por el ambiente húmedo donde se desarrollan, abundantes zurales y morichales. Conformada por gramíneas como cola de mula (Leptocoriphyum lanatum) como especie dominante y cabeza de indio y guaratara, como especies codominantes. Se observan además especies herbáceas como Heliconia (psittacotum, Hyptis conferta e Hyptis dilatata). En algunas áreas, el pasto natural ha sido reemplazado por especies mejoradas como pasto puntero (Hyparrenia rufa) que se adapta a ambientes secos y brachiarias (Brachiaria decumbens, humidicola, brizantha,) y brachiaria dictyoneura ¨ Llanero¨ que se adaptan a suelos con condición de acidez, baja fertilidad, tolerancia a la sequía y tolerante al ataque del mion, insecto de la familia de los Cercopidos. En las zonas bajas húmedas o a márgenes abiertas de caños, los pastos están dedicados a la ganadería extensiva, en donde la quema es el principal método para eliminar las malezas y fomentar el rebrote, aprovechando algunos nutrientes contenidos en las cenizas. La quema es controlada, sin embargo, causa grandes perjuicios al medio ambiente del entorno.

La información acerca de los parámetros de la especie (Bubalus bubalis), para condiciones medio ambientales propias de zonas del país, es escasa o adaptada de otros países con gran diferencia en sus sistemas productivos (manejo, nutrición, etc.)3. Hay poco forraje disponible en las áreas de quema natural que son pastoreadas. La baja productividad de la sabana nativa, en términos de producción va desde 15 a 30 kg/ha de peso vivo al año, asociada a una baja capacidad de carga (0.2 a 0.3 @ / ha) en sistemas vacunos. En estas condiciones, los búfalos presentan un mejor comportamiento productivo, al obtener un mayor consumo y no ser selectivos. Lo importante es contar con una división de potreros adecuada, que permita lograr una rotación, con una recuperación apropiada de la oferta forrajera. Se pueden obtener cargas bufalinas de 1.6 a 2.3 @ / ha, con producciones en carne de 120 a 297 kg/ha de peso vivo al año, ganancias en peso de 350 a 680 grs / día / vida.

El uso de la tierra en la Orinoquia, basa su economía en la agricultura y ganadería. Los bubalinos de esta región, son explotados bajo un sistema extensivo, con diferentes orientaciones productivas como se observa en la Tabla 1. En departamentos como Casanare y Meta los búfalos tienen orientación a los sistemas de trabajo y doble proposito4. En este ultimo sistema se produce carne y leche, simultáneamente pero hay un énfasis en la carne, solo un pequeño porcentaje de hembras son ordeñadas, la mayoría de la leche es procesada en queso industrial, otro porcentaje es utilizado en los casinos de las plantaciones de palma.

 

Tabla 1. Inventario y Participación de las explotaciones bufalinas en la zona Oriental de Colombia

Fuente: Asesoria y Consultoria Agropecuaria – Ecoproduccion 2008.

 

En los departamentos más alejados por condiciones de infraestructura, el fin de la producción es la oferta de pie de cría, ya sea en hembras de diferentes edades o la oferta de machos, destetos hasta búfalos cebados para el sacrificio. En estos hatos de cría no hay una clasificación, los reproductores son asignados por tamaño, sin ningún tipo de registro productivo, con edades avanzadas, más de 20 años, estos son ineficientes reproductivamente y presentan comportamientos territoriales exagerados, no se realiza ordeño, originado entre muchas causas, por el desconocimiento de las propiedades de la leche de la especie, y el manejo en el amansamiento de hembras para rutina de ordeño, estos hatos están localizados en los departamentos de Vichada, Guainía, Guaviare, Caquetá, Putumayo y Amazonas (Tabla 2).

 

Tabla 2. Inventario de explotaciones bufalinas según orientación productiva y ubicación

Fuente: Asesoria y Consultoria Agropecuaria – Ecoproduccion 2008.

 

En la producción de animales con fin productivo carne (Tabla 3), se identifican dos ciclos productivos, fincas con pie de cría, que realizan el ciclo completo a partir de bucerros desarrollados con consumo de leche sin restricción (toda leche), desarrollando levante y terminación ceba. En cuanto a las hembras son destinadas al aumento y reposición de los vientres productivos. Otro grupo de productores es el denominado cebador, estos adquieren búfalos de levante o animales rechazados del proceso de adiestramiento en los cultivos de palma. Estos búfalos en gran porcentaje, solo son pesados al inicio del levante y a la venta, la selección de los animales para la comercialización, se realiza mediante observación de su condición corporal.

 

Tabla 3. Distribución de los sistemas productivos de la zona oriental de Colombia

Fuente: Asesoria y Consultoria Agropecuaria – Ecoproduccion 2008.

 

El triple propósito, sistema en producción de animales para carne, leche y labores de trabajo, se concentra en una explotación del departamento de Casanare, en esta se selecciono un grupo de hembras para ordeño con fines en la comercialización de productos lácteos.

Un grupo de productores con característica común, de bajo inventario de animales, realiza un sistema de producción en animales para trabajo, adiestrando en labores de recolección del fruto de palma, estos son vendidos a las plantaciones de la zona, con lo cual los palmicultores se benefician, al no adquirir animales en regiones distantes, ahorrando en fletes y descartes. Este fenómeno se observa gracias a la producción y desarrollo del cultivo de la palma de aceite y programas forestales en la región.

Las explotaciones Bubalinas de mejor desarrollo en la región, son aquellas que llevan programas de registros productivos y programas sanitarios. La mayoría de estas ganaderías, se encuentran articuladas, en los sistemas de producción de Palma Africana, (Elaeis), (Elaeis guineensis), Nole o palma americana (Elaeis oleífera) y el Corozo colorado (Elaeis odora). El búfalo es protagonista, como integrador de la cosecha del fruto, con la transformación en plantas extractoras. Esta industria posee excelente horizonte en la producción agropecuaria del país. Y acompañándolo como fuerza de trabajo, nuestro búfalo. El sector de la palmicultura colombiana, participa con 9% de la oferta mundial de aceite de palma. FEDEPALMA realiza acciones para multiplicar en 7 veces la producción, pasando de 500.000 toneladas en 1999 a cerca de 3,5 millones para el 2020.

Como se enuncio, el inventario bufalino de la zona Oriental y Nacional son precarios en la información, mientras los reportes de vacunación del ICA y Fedegan (Tabla 4), reportan bajos índices para algunos departamentos en otros no se presentan cifras de semovientes bufalinos, como en el caso del Vichada, Amazonas, Guaviare y Guainía.

 

Tabla 4. Inventario Bufalino de la Orinoquia y Amazonia, tomado del nacional

Fuente: Fedegan 2006

 

Dentro de los sistemas productivos asesorados y visitados, se encontró una distribución de hatos según inventarios, que disciernen con las poblaciones reportadas en ciclos de vacunación. La Tabla 5, indica la cantidad y participación en bufaleras de esta zona.

 

Tabla 5. Distribución de Inventarios en Bufaleras de la Orinoquia y Amazonia, Colombia

Fuente: Asesoria y Consultoria Agropecuaria – Ecoproduccion 2008.

 

Con base en registros de visita, se reporta un inventario estimado por departamentos superior al de erradicación de aftosa, Valores publicados por instituciones, mencionan solo un 10 % de lo identificado en la zona. Esto ocurre por que existen regiones que son zonas libres de aftosa sin vacunación y de protección, los cuales poseen explotaciones bufalinas con inventarios importantes (Tabla 6), en otros casos los vacunadores reportan las hembras bufalinas como vacas, el mismo ocurre con las bubillas de levante y vientre.

 

Tabla 6. Estimativo de Búfalos en la Orinoquia y Amazonia, Colombia

Fuente: Asesoria y Consultoria Agropecuaria – Ecoproduccion 2008.

 

En cuanto a la infraestructura de los hatos bufalinos de esta parte del país, no están adecuados a las dimensiones, de amplitud del anca y lomo de los búfalos adultos, se trabaja en mangas diseñadas para vacunos, por tal razón en algunas calcetas de manejo, sufren laceraciones los búfalos más grandes. Otra deficiencia es el sombrío de los corrales de trabajo, para un confort de los búfalos en amplias jornadas de trabajo.

Un 40 % de las explotaciones, cuentan con cercas eléctricas para dividir potreros, esto facilita el manejo y el acostumbramiento de búfalos a zonas asignadas en las fincas, también la organización y clasificación de lotes de producción. De esta falta de control geográfico, se originan movilizaciones de reproductores en busca de hembras, o animales en busca de mayor oferta de forraje en praderas cercanas.

En potreros extensos de sabanas, hay ausencia total de sombra natural, por esto los animales se desplazan en busca de bosques, caños o morichales en zonas bajas. El baño y el lodo les protegen del sol y de los insectos. Cuando disponen de sombra suficiente para descansar y efectuar su rumia, no requieren forzosamente de los baños.

Donde se tienen altas densidades de animales se hace necesario zonas de confort con áreas de sombra o represas que ayuden a disipar el calor.

En explotaciones donde se ordeña, esta labor se realiza en corrales. Son mínimas las ganaderías que cuentan con vaqueras para este fin, en la actualidad se adecuan y construyen instalaciones para producción con calidad nutricional e higiénica de leche. (Bufalera Ganesh, bufalera El Diez, bufalera Toninas, bufalera Yavir, bufalera los Lobos, bufalera bramadora, bufalera El Trebol, bufalera y palmera Guaicaramo). Para producción de carne y animales de trabajo (Villa Trina, El Zafiro, Villa Diana, El Limonar, Palma Real, , Rodesia, El Jardin, Costa Rica, Vendaval, Pesqueros y Manuelita).

El componente humano que labora en este territorio, incluye una gran variedad de etnias y grupos sociales. Con formas de manipular y movilizar los ganados propias de la región, el colaborador de la zona, es un vaquero que esta acostumbrado a manejar animales de temperamento bravo, pero por desconocimiento de la especie bufalina, al inicio le presentan temor sin fundamento, otro aspecto de manejo, identifica en los vaqueros, el saber sortear situaciones para atajar y frenar vacunos, pero que al emplear estas en los búfalos, no obtienen resultados, rompiendo con sus costumbres como la practica del coleo. Los gritos de la vaquería, contrastan con el manejo de entrenamiento, mediante palabras definidas. En las palmeras esta comunicación e integración de hombre y búfalo, obtiene el mayor tiempo de trabajo y beneficios, en estas explotaciones se confirma e identifica, el numero superior de animales que mantienen una vida productiva, que sobrepasa los 20 años.

 

Conclusiones

  • Es necesaria, la investigación y difusión de trabajos, sobre canales de comercialización de los principales centros productivos y geográficos de la región oriental.
  • De importante relevancia es la capacitación a grupos de productores y colaboradores en variados temas de interés en la especie bubalina (manejo, rutina de ordeño, adiestramiento, etc.). Mediante la organización y desarrollo de seminarios, exposiciones, tours, negociaciones, ferias y remates.
  • Cada explotación debe generar, planes de Manejo y Sanitario, que sean acordes a las condiciones de su entorno, no se puede tomar, uno solo como generalidad de la región, debido a la diversidad de sus ecosistemas.
  • Las empresas bufalinas que se proyecten con volúmenes altos de animales, deben diseñar, construir o reformar instalaciones acordes a las dimensiones de los animales adultos y a su etiología.
  • Dentro de la actual legislación Agropecuaria, se vienen gestando políticas que empiezan a desarrollar y exigir el cumplimiento de las BPG, Buenas Practicas Ganaderas. Este componente, debe ser planificado y desarrollado en las explotaciones Bubalinas como BPB Buenas Practicas Bufalinas.
  • El búfalo tiene en la región Oriental de Colombia, Llanos Orientales y Amazonia un horizonte extenso de oportunidades, la expansión en producción y mercados.
  • Se observa un potencial interés y demanda, por leche, carne y productos terminados. En fabricas, restaurantes, cadenas de supermercados y hoteles, del pais presentando una mayor apreciación en Bogota D.C.
  • El búfalo como fuerza de trabajo, encuentra su mejor socio, en el desarrollo del cultivo de palma de aceite y programas forestales que se desarrollan en la región.
  • La necesidad de estudios y aplicación de sistemas silvopastoriles en ganadería bufalina extensiva para sabanas, programas forestales con pastoreo, cercos vivos, corredores biológicos y sombríos. Sistemas bufalinos intensivos, bancos de proteína, son indispensables.
  • La captación y verificación del inventario bufalino colombiano, es importante para respaldar, el crecimiento de esta especie productiva en el país y lograr un buen acompañamiento estatal y sanitario.
  • Distribución, control y estimulo al uso del registro único de la A.C.B. como recopilador de información a través del tiempo de líneas genéticas y monitoreo de características productivas y reproductivas de la especie.
  • Desarrollo de programas en investigación sobre componentes sanitarios, patologías, parasitismo y epidemiologías.
  • Dirección de programas de selección de reproductores, hembras elites de reemplazo e inseminación artificial. Programas de PRG, Programa de registro y control de genealógico y CL Control lechero en núcleos bubalinos organizados.

 

Referencias

1) Federación Colombiana de Ganaderos. Agremiación del sector, para su promoción, desarrollo y crecimiento. [online]. Fedegan ,2008. [Citado Abril 2008] URL: http:/www.fedegan.org.co/portal/page?_pageid=93,1730324&_dad=portal&_schema=PORTAL

2) Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. [online]. Ideam, 2008. [Citado Abril 2008] URL: http://www.ideam.gov.co/atlas/mclima.htm

3) TORRES, E. A. Estimación de parámetros genéticos de la especie búfalo de agua (bubalus bubalis) en Colombia. En II Simposio de Búfalos de las Americas. Corrientes, Argentina: AACB – Univ. Nac.Del Nordeste, 2004. p. 183.

4) CORTÉS, J.; CRISTANCHO, A. y LÓPEZ, B. Prologo. En: SEMINARIO Y MUESTRA BUFALISTA REGIOMONTUNA. Memorias 1er Seminario y muestra bufalista Regiomontuna. Monterrey, Casanare, Colombia. 2007. p. 2.

5) Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite. [online]. Fedegan ,2008. [Citado Abril 2008] URL: http://www.fedepalma.org/vision.htm

 

Fuente: Perulactea. Envío especial del autor.

1 comentario en “Sistemas de Producción Bubalinos en la Orinoquia y la Amazonía Colombiana

  1. QUE OPINAN DE LA COMPACTACION DEL SUELO CON LA EXPLOTACION BUFALINA SI MIRANDO EL COMPORTAMIENTO ANIMAL ESTOS MIGRAN D PASTURA EN PASTURA ,MIENTRAS QUE EN COLOMBIA LOS TENEMOS MUY CONFINADOS…ADEMAS ELLOS ALCANSAN MUCHO PESO

Deja un comentario