Noticias Internacionales

La Producción de Leche de Cabra se Abre Paso en Ecuador

La crianza de cabras para leche crece poco a poco, según Ignacio Gómez, coordinador nacional del Proyecto Integración Regional para el Manejo Ambiental Sostenible y Control de la Desertificación de Ecuador y Perú, de la Universidad Nacional de Loja. No dan tanta leche como las vacas, pero las más productivas pueden rendir hasta 4 litros diarios. Son pequeñas, mansas y pueden adaptarse fácilmente, excepto donde haya humedad y corrientes de viento.

Ellas hacen parte del hato de cabras lecheras que están reproduciéndose, especialmente en Pichincha, Ibarra, Manabí y Loja.

Por si acaso, no son la competencia de las vacas, que son 4,5 millones frente a 178 000 cabras, según el censo agropecuario. Eso advierte Mario Laverde, quien procesa 130 litros cada dos días en Puembo. Vende leche pasteurizada, yogur con fruta natural y quesos maduros.

La verde, también presidente de la Corporación de Criadores de Pequeños Rumiantes, desmitifica que las cabras sean dañinas del suelo. “Con un buen manejo, ellas son muy productivas”.

En lo mismo insiste Juan Carlos Villacís, otro productor que saca 30 litros al día en Calacalí, donde tiene 120 cabras, de las que 30 están en producción. Una parte de la leche se usa para fabricar yogur de dos sabores y el resto se vende a Mondel, que elabora quesos desde hae 13 años.

Jaime Erazo, gerente de esa empresa, cuenta que antes tenía su hato en Carchi, pero el clima no fue apto. Luego importó leche en polvo de Francia, pero con la dolarización subió los costos. Tras ello, construyó una fábrica en Sangolquí y compró su hato.

También adquiere la leche a otros criadores, entre ellos Roberto Serrano, dueño de la leche pasteurizada Meche, considerado uno de los pioneros en este negocio. Él obtiene 100 litros diarios y la mitad entrega a Mondel. Esta procesa quesos maduros, frescos y crema con 160 litros que recibe el miércoles y 160 más que le llegan el viernes.

Laverde, Villacís y Erazo coinciden en que lo más duro de esta actividad es la comercialización, porque los ecuatorianos no están acostumbrados a consumir esta leche. Pero tienen fe en conquistar a los consumidores intolerantes a la lactosa de la leche de vaca, ya que la de cabra no tiene lactosas y es saludable, enfatizan los ganaderos consultados.

La crianza de cabras para leche crece poco a poco, según Ignacio Gómez, coordinador nacional del Proyecto Integración Regional para el Manejo Ambiental Sostenible y Control de la Desertificación de Ecuador y Perú, de la Universidad Nacional de Loja.

Gómez explica que no hay una tendencia marcada de criar solo cabras para leche, pues la mayor parte del hato del país es de doble propósito, es decir, leche y carne.

Además, el 68 por ciento de los caprinos del país está asentado en Zapotillo (Loja). El centro lojano desarrolla un proyecto con los campesinos de ese cantón y Macará. Se asesora a los campesinos, que son dueños de 180 hatos (11 900 animales).

Pero solo con cinco productores elaboran hasta 80 quesos semanales, 50 libras de natilla y cinco galones (5 litros) de leche pasteurizada.

Gómez y los demás productores auguran un buen futuro al desarrollo de la cabra, vista en Ecuador como un animal de los pobres y hediondo. Mientras que en España, Francia, Grecia, México y Brasil, los derivados de la cabra han tenido éxito. En Brasil hasta se produce leche chocolatada.

Pese a que la cabra es la ‘vaca de los pobres’, como expresa Gómez, el próximo mes trabajarán en quesos semimaduros para vender a Quito y Guayaquil.

Con ese consumo en crecimiento, la empresa lechera Floralp también incursionó en esa línea. Su dueño, Norberto Purtscher, afirma que el mercado aún es pequeño y no hay una perspectiva alta de consumo, empero, hay requerimientos de los restaurantes por ser ‘gourmet’.

Floralp produce 10 libras de quesos maduro y fresco diarios. Compra la leche a pequeños proveedores de Ibarra, como Fernando Baquero, y otros de ese mismo cantón. Laverde considera que el país no llega a producir ni 500 litros diarios, por la poca existencia de cabras para leche.

Los Precios de Venta

Las empresas de las marcas Floralp, Villa Capria, Meche y Mondel y las microempresas lojanas tienen sus propias plantas. Cabra Life la alquila al colegio.

Una cabra mestiza, que se encuentra en la calle, cuesta hasta 200 dólares. Mientras que una importada de Chile o de México vale de 800 a 1 200 dólares.

Cabra Life y Meche se venden en Supermaxi, mientras que Villa Capria en Camari. El litro cuesta hasta 3 dólares, el kilo de queso maduro, 22 dólares, y el litro de yogur vale más de 4 dólares.

 

Fuente: El Comercio

 

3 comentarios en “La Producción de Leche de Cabra se Abre Paso en Ecuador

  1. Saludos Cordiales.
    Quiero iniciar con esta actividad,por favor si me pueden ayudar con los números telefónicos de las personas arriba mencionadas para comunicarme personalmente y ver si están interesados en la compra de leche de cabra, cuantos litros y con que frecuencia la necesitarían.
    Muchas gracias.

  2. Sugiero a las personas que van a incursionar en la produccion de leche de cabra, que no lo hagan, ninguna de las empresas arriba mencionadas han cumplido con las ofertas de compra, y producir leche d ecabra es honeroso, las cabras necesitan variedad de pastos y ellas desperdician mucho, aproximadamente entre 10 veces lo que consumen, adicional las empresas lecheras, no equiparan el precio de venta con relacion al precio de la leche de vaca, por ejemplo un litro de leche de vaca compran entre 35 y 50 centavos el litro con 3,5% de grasa y venden el kilo de queso fresco entre 1,50 y 2,00 dolares; mientras la leche d ecabra no pagan mas alla de 1,00 dolar el litro y venden entre 22 dolare sel kilo de queso, es mentira que compren a 3 dolares el litro.

Deja un comentario