Casos Clínicos

Hipomagnesemia Bovina

Hipomagnesemia_Perulactea

La Hipomagnesemia es una común causa de muerte súbita en ganado bovino adulto en algunas regiones del mundo, la cual puede ser prontamente prevenida con la suplementación de una ración adecuada.

Autor: D.V.M Phil Scott (Reino Unido)  

1.  Descripción General
 
En una lluviosa tarde de octubre en Inglaterra, justo antes que caiga la noche se presenta un problema en una vaca carnicera de raza Simmental la cual parió hace 6 semanas. La vaca se encontraba en un pastizal junto a un grupo de vacas que parirán en verano las cuales no están recibiendo ninguna ración suplementaria al forraje (Fig. 1). La vaca fue encontrada por el granjero recostada sobre uno de sus lados, lo cual le resulto una sorpresa pues 8 horas antes, cuando hizo su revisión,  esta lucía sin ninguna complicación junto a las otras vacas del hato.
 
 Hpmg_01
 
Fig. 1
 
 
2. Examen Clínico
El examen clínico reveló que la vaca se encontraba en excelente condición corporal (CC= 3.5), esta se encontraba postrada en posición lateral aunque presentando opistótonos por periodos cortos, con el cuello y los miembros totalmente flexionados (Fig. 2). Se notaba cierto grado de exoftalmia en el ojo izquierdo y en el párpado derecho se observaba una lesión producto de un trauma por haberse golpeado con el suelo.

Hpmg_02

 Fig. 2
3. Diagnóstico Diferencial
En base a los signos clínicos encontrados, podríamos considerar una serie de patologías como posible diagnóstico, así tenemos:
a.    Hipomagnesemia
b.    Listeriosis
c.    Encefalopatía Espongiforme Bovina
d.    Intoxicación por Plomo
En esta oportunidad, de acuerdo a los hallazgos clínicos y a la típica historia de haber parido hace 4-6 semanas y no haber recibido durante ese tiempo ningún suplemento nutricional (más aun bajo condiciones climáticas adversas), se consideró el diagnóstico de Hipomagnesemia.
4. Tratamiento
Como primer paso, la vaca fue sedada con 8 ml. de una solución de Pentobarbital Sódico al 20% inyectada intravenosamente, con lo cual se eliminaron los opistótonos del animal. Luego, se tomó aproximadamente 60 ml. de una solución de Sulfato de Magnesio al 25% la cual se agregó a 400 ml. de Borogluconato de Calcio al 40% y la mezcla de ambas sustancias fue aplicada endovenosamente a la vaca muy lentamente (Fig. 3). El resto de los 400 ml. de la botella de Sulfato de Magnesio al 25% fue aplicada a la vaca en dos puntos diferentes de uno de los lados del cuello del animal. Después de eso, la vaca fue acomodada sobre su esternón pero luego volvió a girar hacia su lado derecho.

Hpmg_03

Fig. 3
 
5. Prevención de Más Casos de Hipomagnesemia
El ganadero reconoció que normalmente estuvo alimentando a las vacas que paren en otoño con un 1 Kg. de un concentrado de maíz alto en magnesio (grupo al que pertenece la vaca enferma), por lo que se suponía que esta no debía estar con el grupo de vacas que paren en primavera (que estaban sin suplemento). Si a ello sumamos que no estuvo preparado para alimentarlas con forraje de buena calidad (paja de cebada), todo este descuido generó el mal en la vaca.
A la mañana siguiente la vaca fue encontrada echada sobre su esternón y en ese momento se le trató con Sulfato de Magnesio y Borogluconato intravenoso, como en el día anterior. A media tarde la vaca se puso de pie e hizo una buena recuperación.
6. Discusión
La Hipomagnesemia puede ocurrir ocasionalmente en ganado estabulado alimentado con raciones bajas en energía y sin la apropiada suplementación mineral. El tratamiento sería similar al descrito anteriormente con Pentobarbital Sódico intravenoso para realizar sedación (Fig. 4-6) seguida de una pequeña cantidad de Sulfato de Magnesio diluido en 400 ml. de una solución de Borogluconato de Calcio al 40% aplicado intravenosamente.

Hpmg_04

 Fig. 4

Hpmg_05

Fig. 5

Hpmg_06

 Fig. 6

La Hipomagnesemia es una común causa de muerte súbita en ganado adulto (Fig. 7-11) en algunas regiones, la cual puede ser prontamente prevenida con suplementación de una ración adecuada (Fig. 12-15). Existe una relación muy bien documentada de la ocurrencia de esta enfermedad, debido a la aplicación de grandes cantidades de fertilizantes en el suelo donde pastorea el ganado en primavera y en otoño (Fig. 16 y 17). Adicionalmente, podemos mencionar que muestras del fluido cerebro espinal o de humor acuoso recolectadas en fase post mortem en el ganado, pueden darnos información con exactitud del nivel o estado del magnesio que el animal tenía antes de morir.

Hpmg_07

Fig. 7

Hpmg_08

Fig. 8

Hpmg_09

 Fig. 9

Hpmg_10

 Fig. 10

Hpmg_11

Fig. 11

Hpmg_12

 Fig. 12

Hpmg_13

 Fig. 13

Hpmg_14

Fig. 14

Hpmg_15

Fig. 15

Hpmg_16

Fig. 16
 
Hpmg_17
Fig. 17
 
Fuente: Perulactea
 
¿Deseas publicar un caso clínico de tu práctica profesional en el portal de Perulactea?
Solo debes remitirlo al e-mail: correo@perulactea.com
 

Deja un comentario