Casos Clínicos

Metritis

Publicado

en

(2.894 vistas)

metritis_02

Autor: D. V.M Phil Scott (Reino Unido)

1. Descripción General

En esta oportunidad tenemos a una vaca holstein de cinco años de edad, al tercer día de haber tenido un parto asistido de mellizos (Figs. 1 y 2), luego del cual presentó un cuadro de retención de membranas fetales con una descarga vulvar fétida, de color marrón – rojizo. En ese momento, la vaca apenas alcanzaba los 12 lts. de leche como producción diaria promedio (Fig. 3).

metritis_01

Figura. 01

metritis_02

Figura. 02

metritis_03

Figura. 03


2. Examen Clínico

A la evaluación clínica, la vaca se encontraba lerda, deprimida, inapetente, con un pobre rendimiento en leche, febril (con una temperatura rectal de 40.2 °C). También presentaba un cuadro de diarrea, pero sin evidencia de sangre o mucosidad en las heces. Las membranas mucosas estaban congestivas. No se hallaron sonidos anormales a la auscultación del corazón. Había una reducción de los sonidos normales del rumen (movimientos ruminales), no se escucharon sonidos metálicos (“pings”) muy altos a la percusión-auscultación del ijar izquierdo. La auscultación del flanco derecho reveló también sonidos metálicos no muy marcados. La vulva se encontraba ligeramente inflamada con evidencia de una descarga fluida de color marrón – rojizo. Las membranas fetales estaban aún adheridas a las carúnculas, pero podían ser fácilmente separadas y por ende completamente removidas (Figs. 4 y 5). Ninguna anormalidad pudo ser detectada a la palpación rectal, mientras que por otro lado la ubre y la secreción láctea se encontraban aparentemente normales.

metritis_04

Figura. 04

metritis_05

Figura. 05


3. Diagnóstico Diferencial

  • Metritis (con un sub-secuente desplazamiento de abomaso al lado izquierdo)
  • Salmonellosis
  • Ruptura del útero asociada a peritonitis
  • Endotoxemia / Toxemia

4. Diagnóstico Definitivo

El diagnóstico al que llegamos fue metritis, pero no hubo evidencia de un cuadro secundario de desplazamiento de abomaso a la izquierda.


5. Tratamiento

La vaca fue tratada con Oxitetraciclina inyectable por vía endovenosa y Flunixin Meglumine. Al ganadero se le recomendó continuar el tratamiento con Oxitetraciclina por vía intramuscular, por los siguientes dos días. La vaca mostró una marcada mejoría en el apetito y en su comportamiento general, dentro de las siguientes 12 horas, llegando a tener una temperatura rectal de 39.0 °C, 24 horas después del primer tratamiento. El rendimiento lechero de la vaca se incrementó y sobre el 10mo. día post parto la vaca alcanzó a producir 36 lts. al día.
Existe una controversia respecto a la cantidad de tiempo y esfuerzo que debe tomarse para remover la placenta retenida después del tercer día post-parto. Mayormente, una porción de la placenta es retenida por la cérvix contraída y puede ser removida por una suave tracción.
La separación de los placentomas individualmente no es una práctica recomendada, debido al daño endometrial que podemos ocasionar.
Como regla general tenemos, que si la placenta está aún adherida sobre el tercer día de tratamiento hay que aplicar una ligera tracción sobre esa porción de ella a través de la cérvix, con lo que la placenta debería liberarse fácilmente. Si la placenta no saliese completa y se comenzara a desprender en pedazos, es mejor esperar un par de días más e intentarlo nuevamente. Si la vaca aun presentase fiebre, podemos recurrir a la aplicación de antibióticos parenteralmente.


6. Medidas Preventivas

La metritis tóxica aguda, es una condición común en vacas después de un parto asistido y asociadas a retención de membranas fetales. Entre otros factores que contribuyen a la retención de membranas fetales y metritis, tenemos: hipocalcemia, interferencia o asistencia mal realizada durante la corrección de la distocia, fetos muertos, mellizos y pobre higiene del lugar donde se desarrolla el parto.


7. Higiene Durante una Corrección Manual de la Distocia

Casi sin excepción, los estándares generales de higiene empleados por los criadores de ganado durante la corrección de una distocia podrían ser inmensamente mejorados. El uso de guantes largos desechables y lubricante obstétrico debe ser considerado obligatorio para todas las personas encargadas de asistir a las vacas en trabajo de parto en las ganaderías. Las sogas obstétricas, generalmente las encontramos en los establecimientos colgadas detrás de puertas o ventanas, recibiendo contaminantes como polvo y telarañas, en vez de ser desinfectadas, secadas y guardadas en bolsas plásticas como debe ser. Por ello, estas sogas obstétricas deben ser sumergidas completamente en una efectiva solución desinfectante, inmediatamente después que su uso termina.


8. Trauma Durante la Corrección Manual de la Distocia

Esto puede ser producido por la excesiva interferencia manual, particularmente nos referimos al uso de: cualquier instrumento de ayuda en el parto, lubricación inadecuada, condiciones de trabajo antihigiénicas y en general la combinación de todas ellas, al final van a incrementar grandemente la probabilidad de ocurrencia de traumas e infecciones del tracto reproductivo.


9. Analgesia Durante la Corrección Manual de la Distocia

Los antiinflamatorios no esteroidales (AINES), tales como el Ketoprofeno y el Flunixin Meglumine, son agentes analgésicos altamente efectivos y su uso debe ser considerado por los médicos veterinarios, antes de ensayar las medidas correctivas, en cualquier caso de distocia.
Mientras la xilazina extradural ha sido usada en ovinos para proveer analgesia caudal en casos obstétricos sin sedación, la misma xilazina extradural inyectable en bovinos causa marcada sedación en dosis similares (0.07 mg/kg). Mayores consideraciones deben ser aplicadas para la analgesia pre-operatoria en especies rumiantes, como en los casos de distocias en bovinos.


10. Posibles Consecuencias de Metritis y Recomendaciones Finales

Como posibles consecuencias de una metritis en vacas lecheras tenemos:

  • Endometritis crónica
  • Reducción de la performance de fertilidad
  • Piometra

La Endometritis Crónica (Fig. 6), es una probable secuela de la metritis aguda, en nuestro caso al ganadero se le recomendó una revisión pre-servicio a la vaca en cuestión entre los 14-28 días post parto. El uso de antibiótico intrauterino es una practica difundida, pero se recomienda aplicarlo parenteralmente, aunque en estos casos también podemos recurrir a preparados de prostaglandinas.

metritis_06

Figura. 06


¿Deseas publicar un caso clínico documentado y que este llegue a todos los usuarios de nuestra comunidad virtual?

Solo debes remitirlo al correo: correo@perulactea.com

Leer más
Publicidad
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias