Noticias Internacionales

Bolivia: el consumo de leche es aún bajo

El consumo de leche en Bolivia es uno de los más bajos del mundo, igual a 38 litros anuales por persona y representa solo el 25 por ciento del consumo recomendado por la FAO.El consumo de leche en Bolivia es uno de los más bajos del mundo, igual a 38 litros anuales por persona y representa solo el 25 por ciento del consumo recomendado por la FAO.

La producción de leche nacional en el período 2003 fue estimada en 311 mil toneladas de leche fresca destinada principalmente al consumo como leche fluida, en polvo, evaporada y derivados lácteos y en el periodo 2001- 2002 esta producción tuvo un crecimiento del 7 por ciento.

Un volumen mínimo de producción se exporta a la Comunidad Andina de Naciones ( CAN ) , éstas tuvieron un valor de 8, 2 millones para 2002 y 8, 9 millones para 2003 y aportó con cuatro por ciento al Producto Interno Bruto ( PIB ) del sector agropecuario, según señala un informe del Ministerio de Asuntos Campesinos y Agropecuarios.

No obstante, el sector enfrenta el desafío de mejorar su competitividad y productividad para lograr una mejor inserción en el contexto internacional en el cual se ha desarrollado y, ofertar mayores volúmenes de leche de mayor calidad a menor precio en el mercado nacional.

La cuenca lechera del altiplano de Bolivia comprende los departamentos de Oruro y La Paz, con participación de más de 6 mil productores de leche y una producción de leche cruda de alrededor de 24 mil toneladas año.

Aproximadamente, el 60 por ciento de este volumen está destinado a proveer materia prima a la Planta Industrializadora de leche ( PIL Andina ) y el restante 40 por ciento a la transformación artesanal de derivados lácteos como el queso fresco y yogurt.

Al presente, el sector productor de leche en Bolivia cuenta con una Política de Desarrollo Sectorial, elaborado participativamente con el sector público-privado y con enfoques de genero, medio ambiente y cadenas de agregación de valor.

Comercio interno e internacional

Se recomienda que los productores van a seguir necesitando de una protección nacional para su sector hasta que no se suspendan todos los subsidios internacionales. En consecuencia, en Bolivia es importante impulsar la aprobación de la Ley de Salvaguardia de la Competencia y Defensa del Consumidor.

En la gran mayoría de los países existe una gran protección en la producción interna mediante aranceles. Bolivia no aplica el arancel del 20 por ciento ni participa en el sistema de franje de precios.

Una de las conclusiones fue que “para que exista eficiencia técnica y económica se requieren incrementar los niveles de competencia al que están sujetos los mercados. Sin embargo, los países de la Región Andina antes de ver la negociación en los acuerdos comerciales actuales, deberían analizar la situación interna de la productividad y competitividad del sector”.

Producción y crecimiento regional

El crecimiento regional de lácteos dependerá de la demanda interna, de la reducción de los aranceles y la disminución o desaparición de los subsidios y se ve un futuro auspicioso para el acceso de los países a las oportunidades de mercado y mejores precios.

Es fundamental el establecimiento de relaciones estratégicas con entidades de cooperación, instituciones, organizaciones, y otras pequeñas y micro empresas rurales para definir e implementar nuevas políticas del desarrollo del sector lechero y micro empresas.

La aplicación de las buenas prácticas de manufactura ( BPM ) es fundamental en la manipulación, preparación, elaboración, envasado y almacenamiento de alimentos para consumo humano.

Fuente: Los Tiempos – Bolivia

Deja un comentario